Videos


Educación Sensorial de Ciencias - Libertad en el mundo

Arturo Ezquerro Souza

La preocupación por inculcar los conceptos científicos de nuestra era es un tema prevaleciente en el discurso sobre la educación. La relevancia de este tema esta fundamentada por el paradigma de “Crecimiento Endógeno”[1]de productividad económica.  En el contexto global se ha adoptado la convicción de que hay una correlación positiva entre el crecimiento del PIB de un país y su desarrollo en el ámbito de ciencias, ingeniería y tecnología[2]. Básicamente se ha especulado que los países con mayor competitividad económica también llevan la delantera en la cantidad de patentes tecnológicos generados[3]. La respuesta de muchos países ante este panorama ha sido invertir muchos recursos en desarrollar estas áreas académicas a nivel universitario con el afán de que resulte en mayor desarrollo a nivel profesional. Así ha continuado la cadena descendiente, de manera que el interés por inculcar las capacidades en el área de ciencias, tecnología y matemáticas se ha convertido en un preocupación titular en el desarrollo curricular desde el nivel de educación básica. Con este interés en mente, la tendencia educativa general ha sido introducir a los alumnos lo antes posible a los conceptos y modelos teóricos que rigen nuestro pensamiento científico actual. A su vez, la exigencia académica por dominar estas habilidades ha tomado un papel protagónico. La alta demanda de profesionistas en este rubro y el bajo porcentaje de egresados en este mismo rubro[4] convierte a los egresados en estas licenciaturas en un lujo muy cotizado lo que en promedio se traduce en un sueldo típico más alto que el promedio de muchas otras profesiones[5]. Por lo tanto nuestra sociedad ve a estas profesiones con justificado prestigio.

Dado este contexto es más fácil entender porqué hay una preocupación contundente tanto a nivel de política pública como entre los padres de familia por no quedarse fuera de la competencia. Principalmente ésta ímpetu es la que ha dirigido el desarrollo del currículo escolar de ciencias, tecnología y matemáticas en la mayoría de los programas académicos, por lo menos en Norte América. Ésta carrera precipitada por capacitar a los alumnos en el uso de los modelos actuales “científicos” ha resultado en un adoctrinamiento de los conceptos que constituyen el pensamiento “científico” de nuestra era. Lo llamo adoctrinamiento y pongo “ciencias” entre comillas porque resulta que en este afán por inculcar las competencias actuales “científicas” a los alumnos en realidad estamos violando los principios fundamentales de las Ciencias. Estamos definiendo el pensamiento Científico como acarrear conceptos pre-establecidos por nuestro paradigma actual en lugar de orientarlos hacia el proceso de “Busqueda de Conocimiento” que constituye el valor medular del pensamiento Científico. Una búsqueda en la que el resultado sea los concepto y modelos que hoy rigen nuestro paradigma Científico. La diferencia entre acarrear los conceptos de este paradigma versus descubrirlos es abismal. Lograr el descubrimiento de estos conceptos crea verdadero dominio sobre ellos y lo que es más, otorga al individuo una autentica libertad de pensamiento crítico.

La Educación Sensorial de Ciencias surge como una propuesta que busca transmitir los fundamentos de la disciplina Científica a los alumnos de secundaria para cultivar en ellos la capacidad de pensamiento necesaria para manejar los conceptos y modelos que propone la Filosofía Natural de nuestra era con mayor libertad.

La Educación Sensorial de Ciencias es una filosofía educativa que retoma los principios Goethianos de observación minuciosa de fenómenos[6] naturales para luego trabajar con el pensamiento sobre estas impresiones para hallar algún orden o relaciones entre los fenómenos observados. Este es el corazón del pensamiento Científico auténtico: observa, ordena, teoriza, comprueba, corrige, comparte. Sólo así el pensamiento científico colectivo ha sido capás de generar los conceptos y modelos que hoy en día rigen nuestro paradigma filosófico natural. En esta actividad viva de pensamiento los conceptos y modelos están susceptibles a cambiar en cada iteración, restituidos por uno mejor o más acertado. Por lo tanto, es bastante iluso correr a enseñarle a los alumnos únicamente los conceptos y modelos que nos rigen hoy, ya que en cualquier momento pueden cambiar (y ojalá suceda pronto). Mientras tanto el  proceso activo de pensamiento Científico es una herramienta invaluable para el adolescente que está entrando al mundo de conceptos y necesita la seguridad con que establecer relaciones válidas dentro de la compleja realidad que ahora afronta. Con esta capacidad de observación y pensamiento descubren las “verdades” naturales que rigen los fenómenos que sustentan nuestra realidad y que constituyen nuestros conceptos y modelos actuales. Con esto entonces no solo poseen los conceptos sino que, frente a las nuevas “realidades” que afrontaran, tienen la libertad para construir nuevos conceptos y modelos que determinarán los paradigmas del mundo de mañana.

Ésta es la filosofía de educación de ciencias que rige el desarrollo del currículo de ciencias de la pedagogía Waldorf. Con estos fundamentos trabajamos los maestros titulares para acercar a nuestro adolescentes al mundo del pensamiento conceptual que florecerá con su tercer septenio. Con ello buscamos validar su intuición de que el mundo es “Verdadero”. Para conocer más acerca de este método de educación de Ciencias y cómo lo desarrollamos en el colegio, los invito a asistir a la escuela para padres que impartiré el día lunes 14 de febrero a las 8h00.

 

 



[2]Ulku, Hulya. R&D, Innovation, and Economic Growth: An Empirical Analysis. International Monetary Fund. 2014 https://www.imf.org/external/pubs/ft/wp/2004/wp04185.pdf

 

[3]World Intellectual Property Indicators. WIPO, 2010. http://www.wipo.int/edocs/pubdocs/en/intproperty/941/wipo_pub_941_2010.pdf

 

[5]Strauss, Karsten. The College Degrees With The Highest Starting Salaries In 2016. Forbes Online. 10/2/2017

http://www.forbes.com/sites/karstenstrauss/2016/06/30/the-college-degrees-with-the-highest-starting-salaries-in-2016/#4770178b678d

 

[6]D’Aleo, Michael J. What Is Phenomenology? Renewal Magazine, Volume 13, number 2, September 2014. Online

http://www.sensri.org/downloads/WhatisPhenomenology.pdf

 


Sobre la celebración del Día de Muertos

Paula C. Gómez Cover

Aquellos a quienes amamos no desaparecen al morir: se vuelven invisibles. Las personas que han tocado nuestras vidas siguen ahí, forman parte de quienes somos de una u otra forma, quizá en los detalles. Todos los seres humanos dejamos una huella en este planeta, nuestras acciones, nuestras palabras impactan la realidad de quienes nos rodean, y la impronta permea, posiblemente por generaciones a los otros. Recordar a los muertos es revivir la huella que dejaron en nosotros, recordar el olor de la cocina de la abuela, cómo nos hacía sentir la presencia del abuelo, el timbre de voz de un amigo que se fue. Recordar a nuestros muertos es reconstruir nuestra propia historia.

Nuestro día de muertos es una oportunidad de recordar, de traer al corazón a los que se nos adelantaron mediante lo que los hizo vivir, lo que los hizo gozar en el mundo. En México volvemos a invitar a la vida a quienes ya no están en ella una vez al año, preparamos una comida especial para que el muerto, que está con nosotros de una forma distinta, se acerque un poquito a la vida a través de la luz, los olores, la observación, la escucha. Nuestros muertos se vuelven una presencia viva durante dos días… y en el proceso, año tras año vamos entendiendo que un día seremos nosotros los que no estemos, los invitados a la fiesta.

Las culturas originarias de América buscaban el orden en los ritmos de la Naturaleza, no como un propósito deliberado sino que en ella encontraban las respuestas a las grandes preguntas existenciales del hombre y en sus rituales replicaban estos ritmos. Las prácticas religiosas, buscando la armonía con la Naturaleza, formaban una serie de ciclos recurrentes.

Los Mexicas, por ejemplo, tenían muy claro que la vida no puede entenderse sino tomando en cuenta la muerte. Veían el ciclo completo de la vida y la muerte como parte de un ritmo cósmico eterno e inalterable.

La vida, en la mitología Mexica, surge siempre de la muerte. Para crear al hombre, Quetzalcóatl visitó el inframundo, y le pidió al Señor de la Muerte que le entregara los huesos de los difuntos, los trajo luego a la Tierra y separó los huesos de varón de los huesos de mujer y se los dio a la diosa Chihuacóatl- Quilaztrli para que los moliera y los pusiera en una vasija preciosa. Sobre esta vasija Quetzalcóatl derramó su sangre y de esta mezcla, de lo muerto y lo vivo, nació el Ser Humano.

La fiesta de Muertos que vivimos hoy en día en México es sin duda una de las más arraigadas en el corazón de nuestro pueblo, porque además de traer a la memoria a nuestros muertos, es una celebración de la vida: una oportunidad para dar gracias a nuestros ancestros que en cada región del país se vive de una manera distinta: En la Península de Yucatán, por ejemplo, la fiesta se llama Hanal Pixán, después de cuatro años de “dejar descansar” al difunto durante cuatro años, sus restos son desenterrados y cuidadosamente limpiados por sus parientes, durante una fiesta donde se come Mucbil Pollo (pollo que ha sido enterrado) y se toca la música de difuntos. Después, los restos son colocados en una urna y desempolvados cada año.

Las tradiciones se construyen tomando el pasado como referencia y con miras hacia el futuro, hacia su preservación. Pero son nuestras, pues somos nosotros quienes las ejecutan en el presente. La tradición se reinventa en cada uno de nosotros y dejamos nuestra impronta en lo que será en el futuro, así que celebremos la vida y celebremos que nuestros muertos vivieron. Tomemos la tradición en nuestras manos, transformémosla si es necesario. Vivámosla.

 

Paula  C. Gómez Cover


El Altar de Muertos

Arturo Ezquerro

Esta año el colegio decidió adoptar la tradición típica Mexicana de elaborar un altar de día de Muertos en una manera individual. Esto quiere decir que nos concedió la libertad a cada grupo (o en parejas para los grupos pequeños) de desarrollar nuestra propia propuesta de altar. Esto con el afán de acercar la tradición a los alumnos y así que lo vivan más cercano y no tan pasivamente como cuando recibían el producto final del arduo trabajo de la comunidad de padres. En otras palabras, queremos ofrecerles una experiencia más tangible y profunda de lo que significa esta tradición.

Naturalmente, para mi esto levanto muchas preguntas debido a mi falta de comunión con esta tradición. Mayormente por mi ignorancia pero también por mis prejuicios cosmológicos en torno a esta festividad. Por lo tanto, quiero compartirles la forma en la que me encuentro hoy frente a esta tradición y por lo tanto la energía que va a permear mi proyecto con mi grupo de alumnos, o sea: sus hijos.

SINCRETISMO
Los rituales, simbolismos y elementos que se ocupan en el típico altar de

muertos son evidencia clara de un sincretismo religioso que sucedió en el proceso de evangelización de las culturas autóctonas mesoamericanas durante la colonización. Donde se incluyen las imágenes de santos canonizados sobre los peldaños de una escalinata que representa los nueve niveles que recorre el “espíritu inmortal” ó “teyolía” en su trayecto hacia el “Mictlan” donde los recibía el Mictlantecuhtli, "Señor del Mictlan", dios de la muerte,]... [ En ese momento, el corazón espiritual se extinguía totalmente, transformándose en energía de muerte y, como una sombra, pasaba a ocupar su sitio en el Mictlan, convertido en sustentador de Mictlantecuhtli.”1

Por lo tanto esto me invita a investigar un poco más sobre las dos cosmologías que se están sincretizando en esta tradición. Les comparto un artículo que encontré muy útil para ayudarme a visualizar un poco mejor la cosmología de los nahuas y mayas en torno a la muerte. Me estoy basando en una sola referencia y por lo tanto no considero mi investigación ni remotamente profunda como para generar una opinión profunda. Sin embargo es suficiente para fundamentar un criterio inicial.

De aquí destaco que para ellos la vida terrenal es más importante que la vida después de muerte y que por lo tanto era tradicional ofrecer un día para que los muertos pudieran volver para disfrutar de las esencias de la vida. Por lo cual se les ofrece esencias de comida y aromas como inciensos y flores. Por otra parte destaca que en los entierros, en especial de los individuos más importantes, se acondicionaba especialmente el lecho de sepultura con los objetos cotidianos que ocupaba el individuo en su vida. Esto para ayudarlos a superar el largo trayecto, de cuatro años, hacia el Mictlan, durante el cual afrontarían grandes desafíos. En mi

page1image24976

superficial investigación de la internet no encontré ninguna justificación en cuanto a la fecha seleccionada para celebrar esta tradición entre el 29 de octubre al 2 de noviembre. 

Buscando fundamentos esenciales sobre los objetos y simbolismos seleccionadas para montar un altar de muertos me encontré con la realidad de que esta completamente abierto a la interpretación de cada grupo, pueblo, localidad y etnia. Se mantienen consistentemente algunos elementos como la comida, el incienso, las veladoras, el cempasúchil y la memoria de los difuntos. Pero fuera de eso, hay múltiples interpretaciones en cuanto a los símbolos.

Por otra parte encontré algunos fundamentos que sostienen la tradición de la festividad de “Todos los santos” en la cosmología cristiana. Resulta ser a su vez un sincretismo de antiguas tradiciones “paganas” que fueron amalgamadas con la religión católica durante la unificación del imperio Romano durante los siglos VIII y IX de nuestra era. Entre estas propuestas de sincretismo religioso, la tradición Celta surge como una influencia importante en el festival de “Todos los Santos” en particular con respecto a la selección de la fecha. El periodo de lunación entre el equinoccio de verano y el solsticio de invierno resultaba como un posible marcador importante para la cosmología Druida. Un hito que marcaba la transición de la tierra del periodo “luminoso” al periodo “oscuro”2. Esto resulta ser normalmente entre el mes de octubre y noviembre, donde la última cosecha marcaba la entrada a la época oscura del año. Para ellos este momento marca el comienzo del nuevo año. Esta festividad celta muy importante lleva el nombre de Samhain. Aquí les comparto otro artículo interesante sobre los orígenes de esta festividad. Nuevamente, no considero mi investigación adecuadamente rigurosa como para establecer una opinión firme, pero si lo suficiente para formar un criterio.

En este momento importante se identifica el encuentran frente a frente el final de un ciclo con el comienzo de otro. El final de la etapa de luz con el comienzo de la etapa de oscuridad. Aquí entonces se abría un portal entre los dos mundos: el de la vida terrenal y el de la muerte. Era apropiado entonces permitir el acceso de los que ya habían cruzado este último umbral y acogerlos con los frutos de la vida terrenal. Era costumbre ofrecer comida y facilitar el acceso a estos “espíritus” dejando ventanas y puertas abiertas. Esto fue dando paso al “All Hallows Eve” actualmente conocido como Halloween.

EL UMBRAL
Para mi este festival toma un rol importante en mi encuentro de identidad

individual y mi identidad cultural como mexicano. ¿Qué me hace ser “mexicano”? ¿Cómo participo en mis tradiciones culturales si no forman parte de mi cosmología? ¿Cuán “mexicana” es la identidad de este festival? Todas preguntas que no tienen una respuesta correcta sino diversas opiniones. Con la información y estas preguntas me llevó un largo rato de contemplación, diálogo y dormitación poder llegar a una conclusión que pueda permitirme presentar esta tradición con algún tipo de convicción frente a mi grupo de alumnos.

 

Mi altar será un símbolo del fenómeno que surge en el umbral de la intersección de dos mundos. El encuentro entre el escepticismo idealista y el dogmatismo trascendental; entre la expansión disipadora de la luz y la contracción incandescente de la materia; entre la herencia y el devenir; entre la vida y la muerte. Un recordatorio de que aprendemos mucho más cuando enfocamos nuestra conciencia en percibir las energías que están suscitando los fenómenos que observan nuestros sentidos y simultáneamente deleitarnos en las cualidades sensoriales que nos ofrece este fenómeno.

NUESTRO ALTAR
Para mi grupo lo presentaré como una tradición que surge del encuentro de

dos mundos: la cultura prehispánica con la cultura europea. El sincretismo de la creencia en el arduo camino a Mictlan y equipar a los seres para este viaje con la ideología de acoger a los difuntos que regresan a disfrutar de los frutos de la abundancia terrenal. Esto en el momento en el que la tierra esta cruzando el umbral hacia el duro invierno donde sólo la radiante luz del sol nos recuerda que podremos volver a gozar de la abundancia de la tierra cuando el calor haga explotar al verano de nuevo. Nuestros ancestros nos recuerdan que hay que prepararnos para este arduo viaje a través de la “oscuridad”.

Espero que esto les ayude a encontrar su propia identidad frente a esta omnipresente tradición.

Atentamente Maestro Arturo

1 DE LA GARZA, Mercedes. Ideas nahuas y mayas sobre la muerte In : El cuerpo humano y su tratamiento mortuorio [en linea]. Mexico : Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 1997 (visitado el 21 octobre 2016). Disponible en linea: <http://books.openedition.org/cemca/2505>. ISBN : 9782821846265. DOI : 10.4000/books.cemca.2505.

2 Kondratiev, Alexei. Samhain: Season of Death and Renewal. Visitado el 21 de octubre del 2016. http://www.imbas.org/articles/samhain.html
Originally published in An Tríbhís Mhór: The IMBAS Journal of Celtic Reconstructionism, volume 2, issue 1/2, Samhain 1997/Iombolg 1998. 


Fiesta de los Faroles

Maripi Ablanedo

El significado de la fiesta de los faroles lo podemos encontrar en, libros, pláticas, talleres, etc…

 

Su origen esta en la fiesta  de San Martín, simboliza la retirada del sol y la llegada de los días más cortos,  propios del Equinoccio de Otoño.

 

En torno a esto, la luz del farol  representa la luz interna que guardan los niños en su ser  en esta época donde la oscuridad se hace latente.... 

 

Ahora bien, estos cambios que nos da la sabia naturaleza como, el viento que provoca la caída de las hojas  con colores rojizos, amarillentos y cafés. El clima  que enfría con el paso de los días la tierra que está por dormir y  deja de regalarnos  ciertas semillas y frutos. Todo esto tiene un efecto en el ser humano en su exterior  y en su interior.

 

Pero hacer viva esta luz  en nuestro interior es otra cosa, y  depende de cada individualidad espiritual; estas señales que nos regalan  las estaciones del año,  tienen un profundo significado en el ser  humano combinando la información  y  el recogimiento silencioso de nuestros  corazones. Seguramente hará nuestra celebración de faroles más rica en todo los sentidos.


Sobre la Vida Sencilla

Paula Cristina Gomez

"Mientras más se han estudiado diferentes métodos para criar a los niños, mas a menudo se ha llegado a la conclusión de que lo que los buenos padres creen que es bueno para sus hijos por instinto es , en efecto, lo mejor para ellos." Dr. Benjamín Spock 

No podemos predecir el futuro. No sabemos cuáles son las habilidades que necesitaran nuestros hijos al buscar empleo, pero lo que si sabemos es que la rigidez de pensamiento cada vez nos sirve menos. La empresa Google, en la contratación de sus empleados, les hace pruebas de flexibilidad, de resolución de problemas, en lugar de revisar sus grados académicos. Cada vez más empresas buscan gente apasionada en diferentes áreas, no personas ultra calificadas en una sola. Es más, la gran mayoría de nosotros termina trabajando en un área distinta a la que estudió, a veces incluso opuesta.
Por el contrario, la educación académica sigue apostando a la especialización, y el pensamiento que se busca en las escuelas tradicionales, sigue siendo rígido, mientras que nuestra forma de vida nos lleva a un pensamiento completamente desordenado.

Vivimos en un mundo sobreestimulante: demasiado ruido, luz, demasiada comunicación, opciones de comida, de ropa, de adornos para la casa... Una infinidad de productos se nos ofrecen como una solución, como un ahorro, pero... ¿Que hemos hecho con nuestro tiempo libre? Muchos lo hemos dedicado a trabajar, a ser mas productivos, a prepararnos profesionalmente, a reunirnos con nuestros amigos... No digo que la vida moderna no nos ofrezca cosas maravillosas, pero creo que lo que nosotros mismos nos estamos haciendo - y lo que estamos haciendo con la infancia- con toda esta libertad no nos esta llevando a una vida saludable. Tenemos todo lo que necesitamos y mucho mas. Vivimos de una manera superabundante, si comparamos nuestras opciones con las que ha tenido la humanidad a lo largo de la historia.

Nuestras alacenas tienen algas japonesas, curry de la India, sal del Himalaya, uvas chilenas, manzanas de Washington, cafe colombiano.... ¡ Un menú mucho mas diverso que el de Enrique VIII! , nos hemos vuelto muy sofisticados... Este es un periodo único en la historia en el que los padres de clase media, en lugar de luchar por proveer lo suficiente a nuestras familias, tenemos que pensar en resistirnos a la tentación de ofrecerles demasiado: demasiados juguetes, actividades, peliculas, azúcar, demasiadas opciones... Y el numero de niños medicados porque no logran concentrarse crece día con día, así como crece el numero de adultos que toman ansiolíticos y antidepresivos. ¿No será que tenemos que aprender a ponernos limites a nosotros mismos? La publicidad nos seduce, los compromisos sociales nos apuran, la ciudad es muy grande, pasamos mucho tiempo en el coche, pero, ¿Es todo esto realmente necesario?, ¿ Es realmente lo que queremos hacer con nuestras vidas? 

Kim John Payne, en su libro Simplicity parenting hace una comparación de niños de Londres, que viven vidas completamente seguras, y que muestran los mismos síntomas que niños que han vivido la guerra, o sea, niños amados que sufren el estrés de una vida sobre ocupada y con demasiados estímulos sufren de un estrés muy parecido al estrés postraumático de la guerra. Y lo que les pasa es que están constantemente expuestos a un flujo de información que no pueden procesar ni racionalizar. Acumulan estrés y llega un momento en que desarrollan sus propias estrategias para sentirse seguros. A veces dejan de poner atención, a veces mueven su cuerpo desordenadamente para dejar salir toda la energía acumulada, otros se vuelven letárgicos. 

En febrero del año pasado, publicaron un articulo en Expansión que decía que los niños en nuestro país pasan, en promedio, 4 horas con 34 minutos frente a la televisión, según cifras oficiales. El mismo artículo dice que, de los programas que los niños ven, el 34 % no es programación diseñada para ellos. Cuatro horas de estímulos, sin filtro... Cuatro horas de absorción de valores , concepciones del mundo y modelos de conducta...aunados al par de horas en el tráfico y los millones de estímulos de la ciudad, un cuarto repleto de juguetes, información que escuchan por parte de los adultos.... Y luego nuestros niños tienen conductas que no estamos entendiendo, tienen asumidos estereotipos con los que no necesariamente estamos de acuerdo y consideran normales ciertas conductas que nos sorprenden...

Propongo que es momento de simplificar nuestras vidas, por el bien de nuestra infancia, pero también por nuestro propio bien. Dejemos en paz la televisión, compartamos más con los que tenemos enfrente y menos en redes sociales: vivamos una vida real más que una virtual. Saquemos cosas que no necesitamos de nuestras casas, recortemos trayectos en el coche, dejemos a nuestros niños jugar con sus manos y su imaginación, trabajemos la tierra. Y con ello , sanemos nuestra alma. Confiemos en esa voz dentro de nosotros que nos está pidiendo a gritos un descanso, y hagámoslo de verdad.


Donde nos encontramos

Gabriela Gaja

El encontrarme con la Pedagogía Waldorf, como lo es para muchos, fue una coincidencia y, en ese encuentro se encendió una luz que no quise dejar que se apagara. Me mantuvo interesada y al ponerlo en práctica todo empezó a tener más sentido. En el camino muchas personas han compartido su aprendizaje, sus habilidades, sus dudas y sus descubrimientos, llenándome de gratitud en cada encuentro. El andar ha sido muy interesante y desafiante y he escuchado a muchos decir que la pedagogía Waldorf es diferente, yo misma lo he dicho en muchas ocasiones; pero ahora me pregunto:

¿Diferente de qué? 

 

Sabemos que somos diferentes en la filosofía que nos guía, en el material que usamos en los salones, en cómo y cuándo se presentan los temas curriculares, en la estructura escolar,… en fin podríamos seguir nombrando diferencias pero, ¿A dónde nos dirigimos acentuando lo diferente?

 

En Inlakesh decidimos tomar el camino de la Pedagogía Waldorf  con todo lo que la sustenta y el trabajo que requiere, como camino educativo que a su vez se convierte en una forma de vida. Es uno de los caminos hacia la construcción de un mundo más armónico y eso nos hace iguales a muchas otras comunidades. Personalmente pienso que el llamarnos diferentes nos aleja del resto, podemos dejar de ver alrededor  y separarnos aún más en un mundo que se resquebraja y necesita unión. Encontremos los puntos en común, acerquémonos y veamos que nuestra labor es igual a la de muchos que se esfuerzan por construir un mejor lugar para todos; desde huertos familiares hasta organizaciones mundiales.

 

Ha sido un gozo poder reconocer en muchos lugares el genuino interés por el bienestar de los niños, por estar preparados para poder acompañarlos de la mejor manera en un desarrollo integral y saludable. El mundo está lleno de faros luminosos, irradiando desde sus diferentes quehaceres para la construcción de una vida más armónica para más personas.

 

Inlakesh es uno de esos faros, una luz que se encuentra en su primer septenio, un faro niño que ya ha alcanzado con su luz muchas vidas. Nos toca seguir nutriéndolo para que crezca vigoroso, para que se desenvuelva con una personalidad propia y su luz sea cada vez más brillante pudiendo llegar a más personas. Esto se logra si seguimos trabajando unidos.

 

Inlakesh lleva en su nombre el reconocimiento del otro. En la vida escolar incluye la parte administrativa, la comunidad de padres y la parte pedagógica trabajando por el bien del niño.

 

Debemos confiar en que cada una de las partes realiza su trabajo con entrega y responsabilidad y debemos promover una comunicación constante y respetuosa. Todas las partes tenemos la responsabilidad de mantener una participación activa en la vida de nuestra comunidad. Es en el encuentro de las partes, más que en el trabajo aislado de cada una, es donde la luz de nuestro faro brilla con más fuerza.

 

Acentuemos lo que nos hace iguales: el trabajo por la humanidad; respetemos las diferencias y sigamos tendiendo puentes de esperanza para todos.

 

 

 


Semana de Capacitación en la Escuela Waldorf de Austin,

Maestros del Colegio Inlakesh

 


Existen teorías que sugieren que el éxito en el desarrollo de la civilización humana, desde su precario inicio en pequeños grupos sedentarios, hasta su épico imperio de reinos que ocupaban continentes enteros, se debe a la capacidad singular que tiene el hombre en compartir su conocimiento.

Un ejemplo tangible, es la evidencia de la domesticación del trigo; sabiduría que se fue pasando entre civilizaciones precarias para mejorar su capacidad de procurar alimento. Ahora bien, este valioso intercambio no se podría haber llevado a cabo sin la ayuda del VIAJERO valeroso que se aventuraba a encontrarse con lo desconocido más allá de su horizonte. En su encuentro con grupo ajenos, no solo encontraba sabiduría como la práctica de domesticación de granos, sino que absorbía y traía de vuelta consigo una basta cantidad de acervos culturales e intelectuales.
Así poco a poco fue esparciéndose sabiduría “esencial” para el florecimiento de la civilización humana.

El día de hoy regreso como aquel sagaz viajero. Cargado de sabiduría esencial para alimentar el fortalecimiento de nuestro proyecto educativo; igualmente enriquecido en mi alma por el maravillosos contacto que se estrechó con las personas de la escuela Waldorf en Austin. Iluminado por la oportunidad de fortalecer los lazos que nos unen a este grupo de “VALIENTES VIAJEROS” que formamos los docentes del Colegio Inlakesh.

"Me quedo inspirada hacia mi formación como maestra……..
Me siento muy agradecida de haber podido vivir esta experiencia…..
Me siento afortunado de contar con este apoyo….
Muy satisfecha y llena….
Estoy comprometida y me siento feliz de formar parte de este grupo….
Me voy lleno, alerta y con nuevos retos a cubrir……
Incrementar la auto-educación en cada uno …………"

 

Durante la semana de Pascua un grupo de once maestros del Colegio Inlakesh visitaron y trabajaron con sus colegas en Austin, Texas.

Como líder de esta expedición, les comparto que hace cinco años conocí la escuela Waldorf de Austin capacitándome como Maestra de Movimiento. Desde el primer día que llegué a esa magnifica escuela quedé impresionada. De su campus, de su maestros, sus líderes, sus familias y de su experiencia que es de más de 30 años.

En ese entonces Inlakesh estaba naciendo y el grupo de maestros y de Padres aún era pequeño. Cada año que regresaba a mi capacitación, encontraba una razón más para que algún día pudiéramos llevar a todo el cuerpo de maestros y pudiéramos trabajar con nuestros colegas en cada grado.

Por fin después de 5 años llegó ese día y esto solo pudo ser posible gracias a la ayuda de la Comunidad de Padres que son quienes sostienen la escuela con su confianza, con su trabajo, con su fe, con sus cuestionamientos, con su verdad y con todo su SER ¡Gracias!

Los espacios de capacitación para maestros son medios para enriquecernos y fortalecernos y así poder ofrecer una mejor dirección a nuestros alumnos y a sus padres.

En Inlakesh creemos que la vida es un constante aprendizaje y buscamos espacios y líderes profesionales que nos acompañen en esta GRAN tarea la de auto-educarnos.


Me siento honrada de ser parte de este equipo de “Valientes Viajeros” mi trabajo será seguir aprendiendo servir como un facilitador y unir experiencias que enriquezcan y fortalezcan nuestra escuela.

Maestros del Colegio Inlakesh


Primavera y Pascua

Leticia Gutierrez

EQUINOCCIO

 

Se oye el trinar al alba

un trinar de aves nuevas

de colores brillantes

de amaneceres cálidos

 

Trinar constante que anuncia,

anuncia la llegada

para algunos esperada,

 

de virtudes señoriales, de atuendos de gala

de misterios ocultos que con profunda discreción se asoman

 

danza de luna y sol,  de sol y luna

amantes del vergel que canta

 

alegoría que enciende al universo con rayos platinados

inundando al  invierno calcinado

que desvanece a lo lejos,  nostálgico, taciturno,

y que en su último respiro atrapa el olor a tierra, a fertilidad

a esa tierra fértil de profunda equidad.

 

 

Las estaciones  del año, un ciclo, un caminar  continuo.

 

No podríamos hablar de las estaciones del año de manera aislada, cada una posee una cualidad diferente,   sin embargo están unidas y dependen la una de la otra.  Con el equinoccio del 21 de marzo  inicia la Primavera,  inicia en la  conjunción del sol y la luna que permiten que suceda el despertar de la tierra.  Despertar de los primeros retoños que hablan del surgimiento de una nueva vida, acompañados del arco iris de color y la luz  característico de esta época.

 

Antiguamente en la primavera se iniciaba el calendario del año, no faltaba razón para que así fuera,  ya que el renacer daba pauta para iniciar sobre un camino nuevo.

 

La Pedagogía Waldorf camina al compás del ciclo del año, de las estaciones y de sus celebraciones,  marca un eje importante en el trabajo curricular.

 

La celebración de la Pascua tiene su fundamento en el proceso que vive el hombre y la Naturaleza,  proceso de vida y de muerte,   manifiesto en la muerte venida del invierno y ahora en la prosperidad de la vida, la nueva vida,  en donde la tierra ha sido preparada y ahora renovada.

El huevo simboliza la vida, arquetipo de culturas ancestrales,  la liebre la fertilidad,  siendo además un animal que sacrifica su vida por otro de su misma especie.

 

Con los niños, cantamos, sembramos, contamos historias,  trabajamos con las manos pintando huevos y haciendo liebres de pascua en un vitral, pero sobre todo y de manera muy especial cuidamos de la semillas y de las plantas,

es  así  como  aprendemos a cuidar de nosotros y de los demás.

 

 

¡FELICES PASCUAS!


Cómo acompaño a mi hijo en su educación?

Pilar Ablanedo V.

Esta es una pregunta que he escuchado varias veces e inclusive yo me la formulé durante muchos años cómo madre de dos hijos. Por medio de talleres, pláticas lecturas, artículos sobre la educación con distintos enfoques pedagógicos, las respuestas en mi experiencia me llevan a un camino “ El Autoconocimiento” y por consiguiente “ La Autoeducación”

La Antroposofía, ha sido hoy día para mí la llave que abre realmente al acompañamiento al niño con una conciencia responsable espiritual profunda de los padres principalmente y los maestros.

Esta conciencia en la pedagogía Waldorf abarca al conocimiento del ser humano integralmente sin divisiones, en ella he observado y experimentado esta relación tan importante entre el pensar sentir y el actuar; Realmente para equilibrar estos tres conceptos se requiere de un trabajo de Claridad en el pensar, un Sentir espiritual y un Accionar con Voluntad y perseverancia.

La pedagogía me ha dado las herramientas para saber que estamos constituidos por el cuerpo físico, etérico, astral y el yo; que es el yo el que nos da la espiritualidad a través del alma que se encuentra en la parte física y nos brinda esta individualidad; El saber que los temperamentos influyen en los cuerpos, que las características de los primeros septenios tienen repercusiones en los septenios venideros. El conocimiento de las etapas evolutivas del hombre me han dado una perspectiva más clara de la formación  ser humano; la relación tan intima de la naturaleza y el universo con el.

He aprendido que el conocimiento y la intelectualización prematura de los niños tiene repercusiones en la imaginación, creatividad y también consecuencias físicas al ser adultos. La imitación en el primer septenio es con lo que realmente los niños crean sus bases futuras. En el segundo septenio la belleza a través del arte es la manera natural de integrar el conocimiento,  en el tercer septenio la veracidad que viven a su alrededor es indispensable en su formación integral.

Aquí mi reflexión entró  en este cuestionamiento ¿realmente me conozco lo suficiente para poder ser imitado? ¿para poder brindar belleza y verdad  y acompañar a mi hijo en busca de su verdad y misión en la vida?

 Hay muchas presiones familiares, sociales, materiales, religiosas, prejuicios, deseos frustrados, anhelos banales, que impiden acercarnos a discernir lo importante de lo urgente, que impiden al encuentro de mi mismo a la reflexión en el absoluto silencio y en comunión con la espiritualidad, y ahí no hay nada más que verdad y estar con todo mi ser para mí crecimiento.

Y la pregunta que seguramente  haría sería ¿ pero si no tengo tiempo, entonces cómo pretendemos darle a los hijos lo que no tenemos y no hemos experimentado?.

Y aquí unas preguntas para contestar sin juzgarme simplemente observarme.

¿ Cuánto tiempo me dedico a estar conmigo en silencio?

¿ Qué hago en mi tiempo libre?

¿ Qué como?

¿ Cómo lo hago?

¿ Estoy ejercitándome físicamente?

¿ Que estoy leyendo?

¿ Cuántas horas duermo y cómo lo hago?

¿ Salgo a divertirme , sin niños? ¿ cada cuando lo hago?

¿ De qué manera estoy trabajando en mí para tener un crecimiento personal?

¿ Qué es lo que realmente me motiva a levantarme?

Enumera del 1 al 20 tu escala de valores.

¿ Cuáles son tus fortalezas?

¿ De qué forma te gustaría darle más poder a estas fortalezas?

 

A mayor conciencia mayor profundidad, responsabilidad y compromiso conmigo, con mi familia y mi comunidad.

 

LA VERDADERA LIBERTAD ES UNA VIVENCIA INTERIOR

Rudolf Steiner.


Se acerca la Navidad

Alejandra Fraga, Maestra de Segundo

" Los árboles  que miro a través de mi ventana han perdido su follaje; hace unos días sus hojas tomaron un color amarillento. Un viento frío sopló sobre ellas y se fueron cayendo una a una.

 

   Hoy miro sus ramas secas, pelonas, como si hubiera muerto. Pero sé que en unos meses, cuando haya pasado el invierno, volverán a florecer...solo han tomado un descanso. Así como nosotros respiramos, la tierra también tiene estos momentos, que dan como resultado las estaciones del año.

   
Es diciembre, época de vacaciones. La Navidad ha llegado con todo su bullicio y colorido. Casas, calles, almacenes, todo se decora en tonalidades alegres y luminosas. Mucho movimiento en las casas y el comercio; se preparan los festejos: posadas, convivencia, cenas, villancicos y nacimientos, arbolitos , trineos , "Santas " y hombres de nieve. Mundo de fantasía y relajamiento- Por un rato olvidamos lo cotidiano y procuramos  adentrarnos en el "espíritu navideño", cada uno según su circunstancia, lo importante es la unión que se crea en esta atmósfera, la humanidad resuena al unísono...

 
  Entre los cristianos se celebra el nacimiento de Jesús. Su llegada al mundo trajo a los creyentes un gran regalo: Paz, esperanza y amor. Motivo enorme para sentirnos gozosos.

  
Hoy quiero como el árbol frente a mi ventana sentir ese alto en el camino, para descansar, meditar, agradecer y soñar; recobrar nuevos bríos para florecer con alegría la llegada de la primavera, que  traerá para todos un nuevo renacer-" 

   
Feliz Navidad a toda la Comunidad!

 

Alejandra Fraga C.

 


La Clase de Movimiento

Gabriela Morales Berlanga

LA CLASE DE MOVIMIENTO 

 

Antes de ser maestra de movimiento tuve la gran oportunidad de empezar un curso llamado Spacial Dynamics. Todavía me acuerdo de la primera vez que estuve ahí, estaba rodeada de muchos adultos, unos con más experiencia que otros, pero eso si todos adultos. 

 

Cuando empezamos a hablar sobre la postura, los planos que utilizamos y todo lo que logramos acomodar en nuestras vidas a través del movimiento, quede totalmente atrapada. ¡Qué delicia recordar la sensación de subirnos a un columpio, o dar vueltas y vueltas hasta quedar totalmente mareados, la emoción de correr lo más rápido que puedes cuando alguien te viene persiguiendo e infinidad de cosas que hacíamos cuando estábamos pequeños!. 

 

Para mi, los juegos del patio como doña blanca, el lobo, las traes, las escondidas, futbol, beisbol, la vieja Inés, pato... pato... ganso, saltar la cuerda, el resorte,  avioncito, quemados y los deportes en equipo, siempre fueron una pasión que con el paso de los años fue quedando en un cajón abandonado. Al crecer me fue más difícil ir a jugar beisbol con un equipo, o bien organizar un buen partido de basquet o futbol. ¡Así que los deportes que me apasionaban fueron intercambiados por una caminata esporádica o una buena visita al gimnasio! 

 

Cursando Spacial Dynamics, he tenido la oportunidad de revivir todos y cada uno de estos juegos rodeada de adultos y la sensación de plenitud regresa en cuestión de segundos a mi. Pero también he descubierto muchas cosas acerca de lo que representa el movimiento. Cuando yo estaba en la escuela habían unos compañeros más hábiles que otros en el deporte, hoy descubro que todos somos muy buenos, solo algunos nos toma más tiempo que a otros, y a esos que nos toma un poquito más de tiempo somos quienes debemos seguir intentando. 

 

Por ejemplo: Cuando alguien lanza una pelota, hay varias maneras en las que la persona  "atrapa la pelota", puede ser que siempre te toque el pelotazo, o de plano no llegas a la pelota, o la atrapas con seguridad y fuerza, ¿Como podemos representar este juego en nuestra vida cotidiana? Tal vez sería, que cuando un problema se nos avecina podríamos ser arrollados por este, no lo sabemos enfrentar o bien lo tomamos de frente y lo dirigimos hacia donde es necesario.

 

La clase de movimiento en las escuelas Waldorf, lleva a los niños a conocer su cuerpo y el espacio a través del juego, respetando la edad y las capacidades de todos y cada uno de ellos, ayudándolos a encontrar la manera de atrapar con seguridad y fuerza "esa pelota". Cada uno experimenta sus retos personales y grupales, al final el objetivo tarde o temprano se alcanza.

 

Dentro de nosotros todos sabemos que el movimiento físico es algo muy importante, es por esto que llevamos a los niños a encontrarlo en todos los deportes habidos y por haber. Vale la pena recordar el placer y la delicia que es movernos sin necesidad de obtener una "habilidad particular" para el futuro. La buena noticia, es que todos los niños tienen dentro de ellos no una, si no varias habilidades increíbles para el futuro. Lo único que necesitan es seguir moviéndose, saltando, corriendo, girando, balanceando, pateando, atrapando, pararse de cabeza, columpiarse, reír, caer y llorar, frustrarse al perder, y descubrir así el poder y las grandes habilidades con las que llegamos a este mundo... que gran regalo nos da la vida!

 

Hoy como maestra de movimiento descubro y recuerdo el gozo de moverme, sentir el espacio en donde estoy. Gracias a mis alumnos he recuperado la capacidad de disfrutar y gozar lo que es tener un cuerpo que se mueve, que vive en este espacio: EL PRESENTE. 

 

"Sólo existe un templo en el mundo, y este es el cuerpo humano. Nada hay más sublime que esa figura erecta. El inclinarse delante de las personas es un homenaje a esa revelación en el cuerpo" Novalis.

 

 

Gabriela Morales Berlanga

Maestra de Movimiento del Colegio Inlakesh

 


Asi aprendemos, asi ensenamos, asi caminamos en Waldorf

Gabriela Rodriguez, Maestra de Sexto Grado.

La Pedagogía Waldorf “considera perjudicial introducir la lectura y la escritura antes de los siete años”, dice un artículo que carece de autor que se responsabilice del mismo y agrega que antes de esa edad tampoco se trabajan las matemáticas.

Aclaremos algo: En Waldorf, el lenguaje y los números no se introducen a la usanza tradicional, pero desde el primer septenio nuestros niños están relacionados, no sólo con la lectura, la escritura y las matemáticas, sino con la física y otras ciencias.

La pregunta es ¿Cómo?

Cuando tú lees un libro, en tu mente proyectas imágenes relacionadas con la lectura. Esto te permite experimentar emociones, tener comprensiones e incluso “acomodar” situaciones de tu vida. Pues eso mismo les sucede a los niños en el Jardín de Infancia cuando su maestra (o) les narra un cuento. Ellos escuchan la misma historia una y otra vez, luego la pueden narrar y hasta representar. Estos pequeños están leyendo. No descifrando signos como en la forma tradicional, sino ¡leyendo!  

¿Que no aprenden como los demás niños? Cierto. Un niño en la escuela Waldorf aprende a leer con todo su ser. Y un niño que aprende de esta manera, entiende lo que lee. Aunque aún no descifre las letras… Los demás niños aprendemos a descifrar signos, pero ¿comprendemos?

El artículo antes mencionado hace referencia también a la escritura. En este tema compartiré mi experiencia como mamá.

Cuando aún no cumplía siete años, mi hija mayor un día me preguntó cómo se escribía su nombre, así que se lo escribí en un papel y ella me preguntó si ahí decía Dulce. Le contesté que sí y ella comenzó a escribirlo innumerable cantidad de veces y aprendió a identificar los sonidos de cada una de las letras que componían su nombre.

Si era su cumpleaños, ella firmaba todas las invitaciones. Cuando veía nuevas letras me preguntaba qué letra era y su sonido. Entonces las relacionaba con las letras de su nombre y armaba palabras. Por ejemplo la “E” con “D” y leía “DE”. Así de simple. Yo sólo la acompañaba, jamás la forcé. Sabía que era su camino personal, como aprender a gatear o a caminar.

Para cuando llegó a la Primaria conocía, como otros de sus compañeros, muchas letras y sus sonidos. Y aún no la presioné, respeté su proceso.

Cabe mencionar que en algún momento de su segundo grado me cuestioné si no iba retrasada en la lectura, pero entonces tuve la oportunidad de prepararme para el examen del Ceneval con el que obtendría mi título de Licenciatura en Educación Primaria y ahí aprendí que para la Secretaría de Educación (SEP), los niños al salir de primer grado de Primaria deben tener nociones, léase bien: nociones de lectura, no niveles avanzados.

Hoy mi hija lee con correcta entonación y fluidez y devora libros. Por cierto. Desde que era pequeña leemos con ella antes de dormir.

Amo contar mi experiencia con las “planas” espontáneas que he visto hacer a los niños en Waldorf. Al jugar al restaurante, por ejemplo, repiten varias veces el mismo menú para repartir entre los comensales ¡Por supuesto! Escriben que va haber una función y escriben decenas de anuncios con la misma información…

Alguna vez un papá me contó que cuando su hijo aprendió a escribir su nombre, lo repitió decenas de veces a lo largo de las paredes y cuando él vio esto le preguntó qué había hecho y el niño le respondió: “Papá, así sabrás dónde estoy”.  

¿Las Matemáticas? Mucho antes de entrar a  la Primaria mi sobrino hacía cálculo mental a una rapidez asombrosa. Hacía preguntas y deducciones que ningún programa académico le podía dar. Nadia se lo prohibió. Mucho menos en su salón de Jardín Waldorf donde los niños pueden contar cuántas piezas de pan hicieron entre todos, quién faltó ese día y cuántos panes pueden tocar a cada uno de los presentes, incluyendo a los maestros.

Por supuesto que no todos los niños están interesados en hacer cuentas como mi sobrino. Pero eso sucede en cualquier tipo de enseñanza ¿o no? Y sí, no hacen esa suma, resta y división en un papel con símbolos que todavía no comprenden, pero pueden llevar a cabo las operaciones. Ya llegará el momento de aprender lo que significa cada operación y registrarlo. ¿Por qué la prisa? ¿Hacerlo antes nos hace ser mejores?

¿La Física? Los niños construyen puentes en la arena y debajo de éstos hacen correr ríos, construyen presas, fuentes… Avientan llantas por una pendiente y luego la suben y son ellos quienes buscan la solución a estas situaciones ¿Qué más quieren antes de los siete años? Las fórmulas llegarán en su momento: cuando estén listos para recibirlas y aplicarlas en papel.

Y de las Ciencias de la Naturaleza ni se diga todo lo que pueden aprender en las caminatas al bosque o al sembrar en la hortaliza o al cuidar los animales de una granja.

Esto antes de los siete años. Y una vez que entran a la Primaria empieza el ajetreo: que si aprenden lo mismo que en los otros Colegios, que si llevan los mismos niveles. Lo que hoy puedo decir es que como mamá y maestra he podido experimentar diferentes situaciones.

LOS GRADOS SUPERIORES

Hace unas semanas me sentía contra la pared por el tema de si los niños aprenden o no, o qué va a pasar cuando vayan a otras escuelas, etcétera. Tomemos en cuenta que soy la maestra de sexto grado y las miradas están puestas en mi grupo.

En medio de mi preocupación busqué en el libro de Historia de la SEP qué temas podía trabajar con los niños. Me llevé una sorpresa al ver que, excepto dos temas que estudiaremos este año, hemos visto todos los demás ahí propuestos. Grité de emoción. Y mi corazón descansó.

Hace unos días una de  mis alumnas dijo en el salón que tenía una amiga que estaba en sexto y sabía hacer raíz cuadrada. Las miradas de los niños se posaron sobre mí y me preguntaron si ellos aprenderían esto. Les dije que sí, llegado su momento, pero que no se preocuparan, porque aunque ellos no conocen este tema con ese nombre, tienen los principios que nos llevan a resolver una raíz cuadrada. Muy extrañados me preguntaron qué era lo que sabían y les dije:

“Aunque no los hayamos conocido con ese nombre, hemos trabajado los números cuadrados hace tiempo. Un número cuadrado es 49”, les dije.

Antes de tres segundos alguien dijo: es el resultado de 7 por 7

¡Exacto! Contesté ¿Quién me dice otro número cuadrado? Y enseguida alguien dio otra opción. Pronto descubrieron que 25 es un número cuadrado, pues resulta de multiplicar 5 por 5 y 16 resulta de 4 por 4. Les dije entonces que 5 es raíz cuadrada de 25 y 4 lo es de 16.

¿Y desde cuándo conocemos esto? Pregunté. “Desde primero”, contestaron los niños. Sus caritas brillaron de alegría. Y al escribir esto no puedo evitar la emoción que me arranca más de una lágrima.

Recordé entonces lo que alguna vez leí que dijo Rudolf Steiner:  Aprendiendo todas las operaciones de una vez, avanzarán más de lo que piensan.

Sé que estoy sobre la mira. Quizá no fue azar que levantara la mano a principio de año escolar para escribir algo en estas fechas. Quizá a finales de año deba volver a leer con calma este escrito.

Así que por si acaso, les diré: Al terminar este ciclo escolar sabré que di lo mejor de mí. No sé si todos mis alumnos se queden, no sé si todos se vayan. No sé nada. Esa es la verdad.

Pero sé que lo que deje en las almas de los niños será para siempre. Y al saber que soy una persona que nunca deja de aprender, confío sembrar en ellos la huella del aprendizaje: que nunca crean que lo saben todo y estén siempre abiertos a lo que la Vida les quiera enseñar y así puedan siempre seguir aprendiendo… felices.

Y a donde quiera que vayan, aprenderán con métodos diferentes, no lo dudo; les llevará un tiempo ajustarse, claro, pero confío que lo lograrán. Siempre los he acompañado en mi corazón confiando en ellos y lo seguiré haciendo.

Así aprendemos, así enseñamos, así caminamos en Waldorf.


El Porque de las Lenguas Extranjeras en Waldorf

Michael Hunter

 

En la pedagogía el porqué de las cosas es muy importante.  Como maestros y como padres, los razonamientos, los sentimientos y las motivaciones que están detrás nuestros actos son tan importantes como los actos en sí mismos, ya que  tienen un impacto fuerte en la vida emocional, moral y espiritual del niño.  Entonces es nuestra responsabilidad llevar el porqué detrás todo lo que hacemos a la consciencia, para poder acompañar al niño de una mejor manera, tomando en cuenta que en nuestra vida cotidiana como adulto es fácil olvidarlo... 

 

Eso es lo que espero exponer con este artículo respecto al tema de las lenguas extranjeras, y el inglés en particular.  En nuestra comunidad, el Colegio Inlakesh, frecuentemente escucho preguntas por parte de varias familias e individuos sobre el inglés, el nivel de inglés de los niños y si van a poder hablar, leer y escribir.  Quiero exponer el punto de vista de la pedagogía basada en la perspectiva de Steiner y por otro lado también quiero compartir mi experiencia propia.

En este momento, la pedagogía se adapta al lugar y tiempo actual, y mientras escribo estamos en la Ciudad de México en el verano de 2015, es un continente aparte y un siglo diferente de cuando empezó la pedagogía en la primera escuela Waldorf, y puede ser que especialmente sobre este tema de las lenguas extranjeras y el inglés estamos en una posición única.  

Definitivamente la geografía, la historia, la gente, y la cultura que nos han traído a este lugar y a este tiempo son irrepetibles.  Nadie más está viviendo la situación específica del Colegio Inlakesh y y nosotros debemos determinar nuestro camino, no seguir la formula que han hecho en otro lugar y otro momento.  Pero hay ciertas cosas que no cambian tanto.  El desarrollo del ser humano y sus necesidades básicas siguen igual, las verdades en que está basada nuestra realidad tampoco cambian.  Lo que estoy pidiendo, como con todo en la pedagogía es que nos abramos la consciencia  de una manera honesta y profunda.  

Yo acepto que vengo con mis pre-concepciones y con mis propias opiniones, lo que mi sociedad me ha dicho y lo que mi educación me ha enseñado, las opiniones de mis amigos y los de mi familia, y dentro de todo eso tengo que buscar respuesta y desarrollar consciencia propia, es una tarea difícil y requiere valor de mi parte pero lo hago con todo mi ser.

Entonces no busco proponer una perspectiva correcta y ni siquiera una solución adecuada, solamente un diálogo y consenso. Estoy pidiendo que cada uno considere con su ser y con paciencia los varios puntos de vista que tenemos dentro de nuestra comunidad.  

Aquí en México, con gente que conozco, veo que el inglés es muy importante.  Y si lo entiendo bien, creo que la respuesta que van a tener la mayoría van a ser a las razones prácticas de la lengua extranjera.  Esa respuesta es correcta, pero también es obvio, y no llega a una necesidad verdadera y profunda en el alma del niño, si no que se queda en la superficie.  

Es útil si en inglés tienes un vocabulario pasivo y activo muy amplio, puedes explicarte perfectamente, comunicarte con gramática exacta y tener un acento perfecto hasta el punto en que nadie se de cuenta que inglés no es tu lengua materna.  ¡Claro que hay ventajas!  Más adelante en la vida de nuestros niños es muy probable que el inglés vaya a ser muy importante y útil para ellos, en términos del trabajo y de los estudios, en su autoeducación en la universidad y en la vida, y en poder entrar en la cultura general del mundo Occidental.  De hecho, eso es algo que reconoció Steiner hace mucho tiempo en términos de cuales lenguas extranjeras escogemos, diciendo que debemos escoger inglés porque es el idioma mundial y entonces es muy importante.   

Pero no es la razón que dio Steiner sobre el porqué enseñamos lenguas extranjeras en primer lugar, no es la razón que da la pedagogía Waldorf de lenguas extranjeras hoy en día, y no es la razón clave que yo tengo en mente cuando doy clases de inglés.

Ahora, les voy a compartir un poco de mi historia para poder explicarme mejor.

En Irlanda del Norte, en donde nací, crecí y me educaron, no se pone ningún énfasis en aprender otro idioma, pues todo el mundo habla inglés entonces es visto como una pérdida de tiempo.  Nunca tome una sola clase de español en la escuela, ni después.  Salí del equivalente a la preparatoria hablando solamente inglés, y eso no muy bueno.  No estaba listo para estudiar más , desafortunadamente estudie en una sistema bastante académico y se me había acabado el gusto de aprender.  Entonces trabaje y viaje por dos años, principalmente en Europa y el Medio Occidente.  Durante ese tiempo tuve muchas experiencias, la mayoría muy buenas, y les voy a platicar una de ellas:

Hacía mucho frío, el invierno en Europa Oriental tiende a serlo.  Había pasado  las últimas dos semanas en Polonia, Eslovaquia, Hungría, Serbia, y ahora había pasado dos días enteros caminando en las calles de Sofía y Bulgaria.  Ya estaba harto, lo mas difícil no era el frío del clima que puedo aguantar, sino el frío de la gente. Algunos me entendían muy poco, los demás nada.  No pude comunicarme con ellos.  No pude relacionarme con ellos.  No había hablado bien con nadie desde que llegue a esa ciudad.  

Una ciudad bonita, muchos edificios, grandes e impresionantes, la mayoría muy viejos y con historias sin comparación, parques espectaculares, ríos congelados y nieve sobre todo.  Pero la gente no me veían a los ojos.   

Había llegado la hora de irme, y ya tenía mi boleto de camión que me iba a llevar a Aleppo, Siria.  Subí al camión y pronto había dejado a la fría ciudad  atrás y estaba contento de seguir mi viaje.  Vi a mi alrededor y el camión estaba casi vacío, unos Sirios regresando a sus casas, ninguno fue muy amable, esperaba que la gente en Siria me enseñara algo diferente.  

Después de un rato se paró el camión y vi por la ventana una familia allí en la nieve al lado del camino.  Estaban entre llorar y sonreír, despidiéndose, un papá, una mamá, y un hijo, los entendía muy bien.  El hijo se subió al camión y dejo a sus papás allí.  Paso por todos los Sirios y tomo el asiento justo opuesto al mío.  Me vio a los ojos, todavía tenia lagrimas en su cara.  Le di una sonrisa triste y me entendió.  

Pasaron unos minutos, y luego vi como empezó a acostarse de una manera muy rara en el pasillo del camión y me di cuenta por primera vez como estaba vestido, como estaba tan diferente a mí y a la vez tan similar.  Estaba rezando. 

Se levanto de sus rezos y empezó a buscar en su mochila, saco un pan y empezó a comer.  Me sorprendió observándolo, se paso junto a mí, me ofreció algo de su pan y acepté con gratitud.  Tenía hambre y no había pensado en traer algo para el viaje largo.  Afortunadamente, su mamá era como mi mamá y yo creo como casi todas las mamás, siempre nos dan mucho más de lo que realmente necesitamos.  

Me platicó de su familia, que estaba entrenándose para ser Imam en Damascos y que le dolía estar separado de su familia tanto tiempo, que era hijo único y que esperaba poder regresar a su tierra cuando terminara su formación.  Yo le dije que estaba viajando, descubriendo esos lugares tan extraños para mí , más lejos de lo que estaba acostumbrado y que realmente no sabía qué hacer con mi vida.  Nos entendimos muy bien.

Ahora, en ese entonces yo hablaba solo Inglés.  El hablaba Búlgaro, Turco, Árabe, Ruso y Alemán.  Pero aunque no tuvimos una lengua en común, platicamos abiertamente por muchas horas. Me ayudo con mis papeles y a cruzar las fronteras, y luego de Aleppo a Damascos .  ¡Si creen que hay corrupción en México, no tiene nada que ver con lo que vi allá!  

Alim habla unas lenguas diferentes a la mía, viene de una cultura diferente a la mía,  su economía no es la mía, sus prioridades políticas no son las mías, no nos parecemos físicamente, el ve el mundo de una manera radicalmente diferente, es  diferente a mí en muchos aspectos.  Pero en el corto tiempo que pasamos juntos, yo sentí que era mi hermano, y además estoy seguro que el sintió lo mismo.

¿Porque les platico todo eso? es una linda historia pero ¿Qué tiene que ver con las lenguas extranjeras y el inglés en nuestra escuela?  

Esa experiencia no es única, solamente es un ejemplo muy claro y también positivo.  Estoy seguro que la mayoría de ustedes también han tenido experiencias similares, y no tiene que ser con lenguas extranjeras, podemos también pensar en ejemplos cuando no entendemos al otro, ¡aunque el otro habla español perfecto!  Hasta dentro de la familia a veces pasa que hay falta de comunicación y pueden tener consecuencias muy graves.

La manera en que nos entendemos con el otro tiene muy poco que ver con si podemos usar y entender el acento, vocabulario, gramática y sintaxis del otro.  Tiene todo que ver con el poder vernos a nosotros en el otro.  Steiner le llama a esa habilidad el sentido del Yo ajeno y es un sentido que todos traemos dentro, desarrollado o no. 

De las más de 5000 lenguas distintas que hoy en día usan los seres humanos, todos tienen algo en común.  Es que hay una manera universal de comunicación, está reconocido por la ciencia, está reconocido en los mitos, leyendas y cuentos antiguos de varios pueblos.  A lo mejor lo más conocido aquí es el cuento de Babel en el Antiguo Testamento, pero todos reflejen una verdad.  En nuestra evolución, poco a poco hemos ido separando y discriminando entre lenguas,  van cambiando y evolucionando todo el tiempo.  Tiene mucho que ver nuestros grupos culturales y étnicos,  cómo hemos formado nuestras distintas lenguas y su relación,  se pueden tomar como reflejo de la diversidad genética y étnica que tuvimos antes que la colonización del mundo por los poderes europeos en el siglo XVI.   

Hoy en día, el uso de lenguas y dialectos siguen siendo claves para determinar nuestra identidad como individuos. Nuestra identidad cultural, social, económica, política y étnica puede tener un vínculo muy fuerte con nuestro uso de la lengua.  Sé que para mi así es.

Pero hay una raíz antigua de todas las lenguas.  En las lenguas Indo-Europeas, que abarca casi todas las lenguas geográficamente entre Gaélico en Irlanda hasta Sanscrito en la India, la ciencia reconoce el idioma protoindoeuropeo como la lengua materna que dio origen a todos las que tenemos hoy en día.  Hay algo común en el ser humano, en nuestro lenguaje corporal, señales, entonación y énfasis.  Noam Chomsky, el gran lingüista, filósofo, activista político y héroe personal, dice que si existieran unos extraterrestres y  vinieran a nuestro planeta y observaran a los seres humanos concluirían que somos una sola raza, con una sola lengua y una sola cultura.

Tal vez desafortunadamente, no somos extraterrestres y no tenemos su punto de vista, porque esa no es la experiencia humana.  Durante nuestra historia no hemos entendido al otro, hemos desconfiado en el otro y hemos odiado al otro.  Hemos tenido guerras contra el otro, matado, oprimido y esclavizado al otro simplemente porque no lo entendemos.  Por que cuando no hay entendimiento, solo es humano tener miedo.  Mi hijo Ian tiene dos años,  Es un niño que se ensucia, juega en la tierra y le encantan los animales.  Pero cuando ve un nuevo insecto que nunca ha visto antes, no quiere que se acerque a él y me dice, "Tengo miedo, papá".  Ahora, cuando pongo el insecto en mi mano y le enseño que está bien, que solamente es diferente y que no tiene por qué tener miedo, poco a poco se acerca y lo ve, lo toca con cuidado y lo entiende un poco más.  Es importante parar el miedo con entendimiento.

Al aumentar la consciencia del  ser humano, a principios del siglo XV, han salido varios impulsos que han intentado resolver con varios grados de éxito esa tendencia de conflicto, de no reconocer al otro, especialmente después de las grandes guerras mundiales del siglo pasado.  Unos ejemplos serian el Esperanto, en las Naciones Unidas y la Unión Europea.   

Se llama a esa forma de resolver conflicto el internacionalismo o a veces el multiculturalismo, pero casi siempre hay un error que cometemos. Esas organizaciones tienden a no entender al otro sino cambiar todos para que sean más parecidos por medio de reglamentos o normas que todos tienen que seguir.  Y eso no va a ayudar, porque siempre van haber diferencias entre los seres humanos.  No se trabaja con la raíz del problema.

Esta raíz es la falta de respeto al otro, la falta del desarrollo del sentido del yo ajeno.  Entender al otro y poder vernos en su lugar, su economía, su culturaP para poder llegar así, sin juicio, se requiere mucho esfuerzo y trabajo porque estas peleado contra la globalización en una manera muy sutil pero muy profunda.  Esto es muy importante pero solo puede ser cultivado conscientemente.  Tenemos que desarrollar en los niños una perspectiva nueva sobre el grupo de nosotros y el grupo de ellos.  La meta no es erradicar el grupo de ellos e incluir a todos en el grupo de nosotros, sino entender y respetar al otro para que ellos sean igual de valorados y dignos que nosotros mismos, aunque tengamos diferencias.

Porque solamente así nos damos cuenta de nosotros mismos y de cómo somos en relación a otras posibilidades.  Se abren nuestros ojos a la lengua materna, de igual manera a nuestra cultura e identidad y a nuestras condiciones económicas y políticas.  De esa manera podemos ser más objetivos e imparciales.  Cuando entramos en esa conexión con la gente que habla una lengua extranjera, con su cultura y todo lo que son, entonces realmente podemos entender lo siguiente:

Cada lengua tiene su propia forma de ver el mundo.  - Wilhelm von Humbolt 

En el aprender una lengua extranjera, esa debe ser la razón clave para hacerlo, no queremos que nuestros niños crezcan con una sola manera de ver el mundo, ni dos.  Queremos que sean las más posibles para evitar el miedo al otro y reemplazarlo con un entendimiento verdadero del otro, porque solamente así serán realmente seres libres.

 

Para los que quieran leer un poco más sobre esta perspectiva de las lenguas extranjeras en la pedagogía a nivel mundial les recomiendo algunos artículos que se pueden encontrar rápido por internet:

The Real Reasons for Learning Languages.

Martyn Rawson. Steiner Education.

 

Foreign Languages in Steiner Waldorf Education.

Christoph Jaffke.

 

A Creative Approach to Foreign Languages.

Rene Querido. Child and Man.

 

Practical Advice to Teachers.

Rudolf Stiener.

 

Cualquier duda, comentario o aclaración, o si simplemente te gustaría abrir un diálogo sobre este tema de la lengua extranjera, mi email es michael@colegioinlakesh.edu.mx


Modelado en Barro

Morina Lucotti

Para el Colegio Inlakesh este es el primer año en donde los niños se encuentran trabajando con “Barro”. A diferencia de la cera de abeja, que es el material ideal para los niños más pequeños, este material ofrece algo completamente distinto a los niños. 

 

En la escuela las clases de Modelado en Barro comienzan a partir de 3º grado, se cree que al ser este material tan frío le quita al niño la energía vital que necesita en los primero años. Cuando el niño comienza entenderse como un ser individual este tiene la voluntad de poder recuperar esta energía con el propio ejercicio de la creación artística y no perder su energía. 

 

La actividad práctica del modelado escultórico trabaja sobre la mente y construye el cerebro a través de una rica complejidad de experiencias sensoriales. Se trabaja con las capacidades globales de aprendizaje, habilidades intelectuales, la inteligencia emocional y la voluntad funciona como el motor principal de trabajo que funciona como el factor decisivo para que el niño pueda llevar a cabo las tareas e ir mejorando cada vez más en ellas.

 

En esta clase se dan distintos ejercicios que se van transformando y cambiando para el momento en el que se encuentra el niño y siempre partiendo del contenido académico que lleva en sus clases principales. Como cualquier clase complementaria, estos acompañan a los maestros principales para que el niño siga aprendiendo a partir de otras cualidades. 

 

Desde el día uno, los niños comienzan a familiarizarse con el material, las primeras figuras están pensadas para que puedan comprender que para lograr la forma que tienen en mente o tienen enfrente deben comenzar siempre a partir de una esfera, “to feel a sphere in space is to feel one´s selfhood, the Ego” (Sentir una esfera en el espacio es sentirnos a nosotros mismos, nuestro ego). La misma forma de nuestras manos y el espacio que hay entre ellas nos permiten hacer las formas más elementales y universales que simboliza el origen, el comienzo, el germen en gestación.

 

Es importante permitirle al niño sentir su textura, elegir el tamaño adecuado para su mano, sentir la temperatura, dominar las formas y la fuerza que se debe emplear para lograr lo que buscan. 

 

En los siguientes grados las figuras tienen más fuerza, más detalles y se trabaja en forma más expresiva. Se comienza con los cuerpos de un animal para pasar al de un humano. Y así como el hombre fue evolucionando su técnica escultórica a través de los siglos, el mismo proceso llevan los niños en el proceso creativo.

 

Es muy importante el gran paso que se da a partir de trabajar con la acuarela, en 2 dimenciones y pasar al modelado en 3 dimensiones, esto provoca un cambio drástico en su sensibilidad visual, en la búsqueda del equilibrio y se abren otro tipo de puertas hacia la percepción, el lenguaje y la conceptualización de las figuras. 

 

Hay que dejar que los niños trabajen con sus manos para impulsar en una forma creativa, a que toquen ámbitos de belleza y sabiduría. 


Festividades en el Colegio Inlakesh

Regina Fletes y Elke Mondría


XI PENTATLON ANTIGUO DE ESCUELAS WALDORF EN MEXICO

Gabriela Rodríguez

XI PENTATLÓN ANTIGUO DE ESCUELAS WALDORF EN MÉXICO

 

En las escuelas Waldorf se celebran cada año los Juegos Olímpicos del mundo antiguo que consisten en cinco disciplinas: carrera, salto, lanzamiento de disco, lanzamiento de jabalina y lucha greco-romana. Estas disciplinas son ejecutadas por los alumnos de quinto grado de las distintas escuelas.

 

En México, las escuelas han decidido reunirse cada año para celebrar este evento. Y este año correspondió a la Escuela Waldorf de la Ciudad de México ser la sede para recibir 110 alumnos de 12 escuelas de diferentes estados de la República Mexicana.

 

Todos los participantes nos reunimos en Ecoguardas, un Centro Educativo Ecológico al Sur de la Ciudad, donde nos instalamos en dos cabañas (una para mujeres y otra para varones). Ese fue el centro de reunión para descansar, tomar alimentos y convivir tanto en el juego como en las presentaciones artísticas de cada escuela.

 

Tuvimos dos días de organización y entrenamiento en la Villa Olímpica al rayo del sol, para finalmente llevar a cabo la celebración de los Juegos el día sábado 18 de abril.

 

Los niños dieron lo mejor de sí y a pesar del cansancio, querían seguir corriendo cuando llegó el momento de la última prueba que fueron los relevos.

 

Los niños aprendieron a trabajar lejos de la competitividad, en la conciencia de mejorarse a sí mismos, acompañados del espíritu de Fuerza, Armonía y Belleza, dando al momento toda la gloria que da la satisfacción de un trabajo arduo de cuerpo, alma y espíritu.

 

 

 LA ANTIGUA GRECIA escrito por Gabriela Rodríguez

 

"Somos admirados por los hombres de ahora y seremos admirados por los del porvenir." Pericles

 

Ciertamente, ningún pueblo ha dejado en la historia una huella más profunda. Toda la civilización occidental desciende directamente de la obra de los antiguos griegos y aunque vivieron hace 25 siglos, la historia de sus triunfos y caídas nunca pierde fascinación.

 

Algunos de los pensadores más grandes que ha tenido el mundo son griegos. Muchas de nuestras ideas modernas sobre política, medicina, arte, drama, historia y ciencia proviene de los antiguos griegos. Aún leemos sus escritos, estudiamos sus matemáticas, meditamos sobre su filosofía y contemplamos asombrados las ruinas y fragmentos de sus bellos edificios y estatuas.

 

La naturaleza crió a los griegos en una escuela dura, pero esto los hizo muy conscientes de sí mismos y de su propio valer. Ellos estaban convencidos que el hombre debía ser honrado por lo que vale como individuo y que debía ser tratado con respeto.

 

Para ellos, la libertad significaba que cada ciudadano era dueño y señor legítimo de su persona. Detestaban la idea de ser conquistados y el no poder hacer con libertad todo aquello para lo que eran capaces o no poder decir todo lo que pensaban. Así, crearon su propia filosofía, en la que establecían las cosas en las que ellos creían.

 

Los antiguos griegos pensaban que el hombre era libre de hacer lo que le plazca, pero ¿qué pasaría con los demás cuando esa libertad del otro los afectara? Para eso tenían la ley. Y no es que ellos fueron el primer pueblo que creó la ley, ésta ya existía en Egipto y Mesopotamia, pero mientras para estos pueblos la ley podía ser modificada por el rey o por un sacerdote, la ley griega sólo podía modificarse recurriendo al pueblo para su aprobación.

 

Todas las leyes de la actualidad tienen su origen en los sistemas locales griegos.

 

POR QUÉ GRECIA EN 5o GRADO

 

En la propuesta de Rudolf Steiner, los seres humanos reviven en sí mismos cada etapa que se ha vivido en la humanidad. Desde esta perspectiva, el antiguo mundo griego correspondería a los 11 años de edad. Uno puede cuestionarse si esto es verdad y este cuestionarse es válido, pero cuando uno observa con atención, descubre que hasta geográficamente la etapa histórica coincide con el desarrollo del niño.

 

Mucho se dice acerca de que el bebé se vive como uno mismo con la madre hasta los tres años de edad. Algunos hablan de los "terribles tres", aludiendo al desconcertante cambio que se observa en algunos niños en esta etapa. Sin embargo y a pesar de que comience a verse separado de su madre, aún se siente parte de ella.

 

El cambio de dientes alrededor de los siete años denota un nuevo distanciamiento; pero es hasta los nueve años cuando el niño experimenta una separación evidente, como si saliera del "Paraíso" paternal en el que hasta ahora ha vivido protegido y se ve así mismo como un ser único.

 

Podríamos decir que los 10 años son un proceso de transición, que en la escuelas Waldorf se acompaña con Zoología porque el niño necesita reconciliarse con el mundo y la mejor manera de hacerlo es con el reino animal al cual se siente cercano.

 

A los 11 años, el niño se reconoce como un ser único e irrepetible. Antes mencioné que la etapa griega coincide hasta geográficamente en el desarrollo del niño. Ahora me explico:

 

Grecia se encuentra situada al sur de Europa, en una pequeña península en el extremo de la gran masa de los Balcanes, adentrándose como si se desparramara, en el Mediterráneo. Hacia el este, el territorio se prolonga como por puntos suspensivos por medio de aproximadamente 400 islas que se cierran hacia el sur con la más grande de ellas: Creta, que ha sido llamada "el paso de continentes".

 

Y he ahí el meollo de este asunto. Al este de Grecia encontramos Asia Menor y al Sur Egipto. Pues bien, muchos griegos navegaron hacia el Este, en dirección al territorio asiático para aprender la antigua sabiduría y trajeron a sus tierras toda la riqueza de estas culturas, comerciaron con ellos y exploraron sus territorios. Se decía que Alejandro Magno llevaba además de soldados, peritos cartógrafos que los guiaban, un geólogo experto en climas y científicos encargados de registrar los especímenes animales y vegetales; por lo que se le cuestionaba si llevaba a cabo una expedición o una invasión.

 

Grecia era la unión pues, entre el mundo antiguo y la civilización griega naciente. Tomaba del mundo antiguo lo que podía enriquecerle, pero al mismo tiempo no tenía intención de dejarse dominar por ese mundo y estaba dispuesta a luchar con tal de mantener su independencia.  Y así fue. A diferencia de los pueblos que se encontraban a su alrededor, donde los soberanos eran impuestos por designio de Dios o de dioses, según las creencias, los griegos sometían a votación la elección de sus gobernantes. Mucho se ha discutido si son o no los autores de la democracia. Lo que sí es cierto, es que con ellos la humanidad comenzó a vivir una conciencia de individualidad donde cada uno es autor de su destino.

 

Y este es precisamente el momento que vive el niño de 11 años: el nacimiento de su individualidad en el que recoge y aprecia lo recibido de su historia anterior, pero en el que comienza a decir: "yo soy yo y quiero mi libertad. Al igual que a los antiguos griegos, no le gusta que otros le digan lo que tiene que hacer.

 

Los griegos dejaron como herencia al espíritu del hombre el Amor por la Verdad, por la Libertad y la Belleza.Grecia ciertamente se debilitó; pero su espíritu prevaleció y en el legado de éste es que reside su grandeza.


La Primavera

Verónica Andere


"Brotan las hierbas por el poder del aire. Maduran los frutos con la fuerza del sol; así germina el alma en el fondo del corazón. Así brota el poder del espíritu a la luz del mundo. Así madura la fuerza del hombre al resplandor divino.­"  

Rudolf Steiner


En  tiempos pasados,   las  comunidades   funcionaban en   relación al  Sol. Despertaban cuando salían los primeros rayos y dormían cuando el astro se ocultaba en el horizonte. Dormían  más  en   el   invierno,   en    los  meses  obscuros,   y  menos  en   el verano, cuando los días brillaban por más horas. Comían lo que se daba en  cada   temporada,   y   vivían  el  año  a   través  de   sus   festividades. Me imagino el gran trabajo que implicaba vivir sin las comodidades actuales; la organización que necesitaban para tener  los suplementos necesarios sin tener la opción de la abundancia de las tiendas o la habilidad de ser auto­suficientes. No, no suena facil,  y aún así,   la vida era más "simple". Habían menos opciones y la vida se sostenía a través de un ritmo predecible. Ahora vamos en diferentes direcciones, necesitamos herramientas para saber   nuestros   compromisos   y   responsabilidades   diarias.   


Llenamos nuestros días con citas y actividades, y pocas veces tenemos " tiempos libres". Para "salirnos de la rutina", pagamos grandes cantidades de dinero en vacaciones que luego resultan ser más agotadoras. Esto no es diferente para los niños. Quienes tienen agendas ocupadas por las tardes con multiples actividades y compromisos. El la pedagogía Waldorf el ritmo es esencial y es quien da la pauta del día, semana, mes y año. El ritmo a diferencia de la rutina tiene la posibilidad de ser flexible. Una de sus carcterísticas es que hay constancia y es un fluir de momentos de inhalación y exhalación. Cuando un niño está dentro de un ritmo le da seguridad (al saber qué es lo que va a pasar), y lo lleva a reconocer las vacaciones, festividades, cumpleaños y estaciones que se repiten año con año. 


Ahora,  el   invierno  ha   llegado a  su   fin;   las  Jacarandas  y  otros  Ã¡rboles reverdecen y  empiezan  a   llenarse  de   flores.  Los  días  se  sienten  más cálidos y más largos. Después de la inhalación del invierno y del trabajo interno de la tierra, se percibe el inicio de una exhalación; podemos ver el resultado del trabajo invernal de la tierra. La llegada de la primavera es un renacer: todo lo que antes parecía estar dormido bajo la tierra y en nuestro interior, ahora resurge. Los pastizales están más verdes y las mariposas revolotean el polen de la flor. Es una estación dulce y alegre. La primavera en el hemisferio norte llega el 21 de marzo y termina el 21 de junio. 


El Ciruelo del colegio cambia: ahora hay que treparlo con cuidado, pues en sus ramas los niños se encuentran con numerosos capullos dentro de los cuales   las   orugas   que   han   decidido   dormir   mientras   esperan   para transformarse en mariposas. Sus ramas desnudas empiezan a pintarse de verde, y brotan unas pequeñas  flores blancas. Esto  les recuerda a  los niños que pronto se llenara de ciruelas y vendrá el día de la cosecha. La Mesa de Estación cambia, y empezamos a juntar y decorar huevos. Los niños viven este renacer de la Naturaleza en las caminatas en el bosque, a  penas hace unos días se detiene una alumna de Jadín de Infancia y grita :"Maestra! mira que lindo el color de ese Ã¡rbol!" y otra alumna mira hacía arriba y agrega: ";Que bonita es la vida!". Las canciones, versos y actividades están llenas de colores y alegría. 


En   Inlakesh   celebramos  esta   estación   con   la  Pascua.  Historias   sobre liebres, renacer y transformación acompañan el ritmo del día de los niños. La Pascua se celebra el primer domingo después de la luna llena, tras el equinoccio   de   primavera.   La   celebración   de   la   Pascua   reune   varias tradiciones   antiguas   de   diferentes   culturas.   


Algunos   símbolos   que  acompañan a esta celebración son el huevo y la liebre.El huevo era de los  primeros alimentos frescos que comían los hombres después del frío invierno, ya que en primavera las aves regresaban de su migraciones y lo dotaban de este importante alimento. El huevo también se asocia a la fertilidad y el nacimiento. La   liebre,   además  de   ser   un  animal  muy   fértil,   es  el  Ãºnico   capaz  de sacrificarse   por   otro   de   su   misma   especie.   Cuando   una   liebre   es perseguida por algún depredador, otra puede salir en su ayuda y tomar su lugar en la persecución.


La primavera nos lleva a vivir su gran cualidad: el renacer. Después de haber tenido una inhalación en el invierno donde buscamos momentos de paz y estar dentro de casa, ahora exhalamos, vamos afuera. Vivimos la renovación, la alegría, y si estamos atentos nos podremos sorprender de cada regalo que la Naturaleza trae para nosotros. 


Trabajando con los 12 sentidos

Arturo Esquerro

Tacto, Vida, Movimiento, Equilibrio como fundamentos para el desarrollo académico

 

Partiendo de los principios que establece Rudolf Steiner en su estudio del hombre bajo la perspectiva antroposófica, en las escuelas Waldorf trabajamos con el precepto de que tenemos mucho más que los tradicionales “cinco sentidos”… más bien son 12,  para ser precisos. Uno podría sentirse un poco confundido o disuadido a aceptar esta propuesta. Sin embargo, podríamos considerar que el concepto de los 12 sentidos, propuesto por Rudolf Steiner hace más de 90 años, tiene una relación al concepto de las “Inteligencias Múltiples” propuesto en el gremio de educación por Howard Gardner, un importante profesor de Harvard en los 90s. Ultimadamente, el concepto de los 12 sentidos no tiene que ser tomado de forma literal o científica, sino mejor como una imagen que nos puede elucidar como los padres de familia y maestros podemos contribuir a un desarrollo sano de los niños. Podremos captar con facilidad las capacidades del espectro de los 12 sentidos interrelacionados al ponerlos en términos cotidianos.

 

Sentidos Primarios (Físicos/interiores)

  1. 1. El sentido del Tacto es el sentido interno de poder discernir “donde termino yo y comienza el mundo externo.” Su desarrollo comienza desde el evento del nacimiento al cruzar por el canal vaginal. Tocando cualquier objeto exterior podemos darnos cuenta que tiene un cambio en nuestro estado interno.
  2. 2. El sentido de Vida es el sentido de nuestra propia salud y condición interna, así como poder reconocer esto en la vida externa a nosotros. Este sentido es particularmente evidente cuando estamos haciendo ejercicio con intensidad y nos volvemos mucho más conscientes de nuestro estado interno y como cambia al empezar a bajar la intensidad y mientras estiramos al final del ejercicio. 
  3. 3. El sentido de Movimiento se refiere a la percepción interna de nuestro propio movimiento; también conocido como “propiocepción”. Este sentido empieza a estimularse en el niño desde antes del nacimiento conforme la madre se mueve, reclina, etc. 
  4. 4. El sentido de Equilibrio comienza desde antes del nacimiento y se desarrolla intensamente durante las actividades criticas de rodar, gatear y luchar por erguirse en la infancia.

 

Sentidos Intermedios

  1. 5. El sentido del olfato. Es el mismo al que conocemos por nuestros tradicionales cinco sentidos. Es considerado un sentido intermedio ya que es el vinculo entre los sentidos primarios y los sentidos superiores.
  2. 6. El sentido del Gusto. Idem.
  3. 7. El sentido de Vista. Idem
  4. 8. El sentido de Temperatura es distinto al del tacto, aunque si lo percibimos a través de este sentido, por ejemplo agua tibia en nuestras manos, también se refiere, por ejemplo, a la mirada, que puede otorgar calor o frío.

Sentidos Superiores (exteriores)

  1. 9. El sentido del Oído, es uno de los tradicionales cinco sentidos.
  2. 10. El sentido del Lenguaje ó Palabra es todo lo que incluye “estar en” un lenguaje: oírlo/percibirlo, hablar, leer, etc. El lenguaje representa uno de los logos humanos más maravillosos y es tanto más sorprendente que lo desarrollamos en los primeros años de nuestra vida.
  3. 11. El sentido del Pensamiento es nuestra habilidad de percibir pensamientos.
  4. 12. El sentido del Yo, es nuestra habilidad de percibir el ego o presencia de otra persona. Por ejemplo el sentimiento que percibimos cuando nos encontramos con una persona nueva o alguien que tiene “mucha presencia” entra a la habitación en la que estamos.

 

 

 

 

 

 

Absorbiendo la imagen de los doce sentidos humanos podemos adquirir agudeza en nuestro esfuerzo por nutrir un desarrollo sano par los niños. Una revelación es, que por cada uno de los cuatro sentidos primarios – los sentidos que aparecen desde el primer día de vida y se desarrollan durante la infancia – hay un sentido superior “acompañante” que se manifiesta más adelante en su vida y representa una transformación of florecimiento de este sentido primario. Otra forma de ver esto es, que el sentido primario desarrolla el sentido superior.

Expresado de forma positiva, esto significa que cualquier actividad que ayude a uno del los 4 sentidos primarios, también será vital para el desarrollo de su sentido superior acompañante.

Expresado en el sentido opuesto, las famosas dificultades de aprendizaje – como lo son el déficit de atención, las dificultades de formar o recordar pensamientos, impedimentos con las habilidades del habla o escuchar – se pueden correlacionar con los cuatro sentidos superiores. Por lo tanto, si un niño tiene dificultades de aprendizaje, podemos ver esto como un problema de desarrollo incompleto en el sentido primario correspondiente, y trabajar con éste… en lugar de trabajar solo con la manifestación directamente relacionada con el sentido superior. 

Como casi cualquier niño tiene alguna necesidad de trabajar al menos un poco en alguna dificultad aquí o allá, las actividades de desarrollo pueden ofrecerse a cualquiera o a una clase entera, con la certeza de que algunos niños tienen una necesidad profunda de este trabajo, pero casi todos se beneficiaran de ello.

Desarrollo del sentido de Olfato, Gusto, Visión y Temperatura (los sentidos intermedios) también son fundamentales al desarrollo académico, solo hace falta sopesar la sabiduría en expresiones comunes como: “Esto no me huele bien…”, “Ya veo lo que dices…”, “Dejame digerir este pensamiento…”, “Esa imagen me dejó frío…”, etc.

Por último… “mantengan el ojo abierto” para encontrar esas expresiones que pueden abrirnos camino en los doce puntos del espectro de los sentidos humanos.

 

Tacto & Yo

Vida & Pensamiento

Movimiento & Lenguaje

Equilibrio & Oído

Desarrollar el tacto ayuda a desarrollar la habilidad de conectarse con otros seres humanos, atención.

Desarrollar salud y apreciación por la naturaleza ayuda a desarrollar la habilidad de abstracción y pensamiento.

El desarrollo de la propiocepción es fundamental para el desarrollo del lenguaje, como puede ser visto en la lecto-escritura. 

Las habilidad des de escuchar están ligadas con la habilidad de equilibrio, no es sorpresa ya que operan en el mismo órgano.

Sentido Común: Se puede observar en el saludo de apretón de mano, o en las figurativas “palmadas en la espalda”.  Es válido ponderar si es que el “ADD” o déficit de atención no es más que un déficit de atención física amorosa que conduce a la inhabilidad de percibir el ego de alguien mas o permanecer en el grupo.

Sentido Común: Todos los niños necesitan escuchar – con frecuencia – “Te ves fuerte/santo/descansado, etc. el día de hoy” o cuando están enfermos “Eres fuerte y lo estarás pronto.”

Sentido Común: expresiones como “no te estoy siguiendo…” o “no lo catcho” 

Sentido Común: Niños que les gusta dar muchos giros. Niños que se caen de la silla.

Juegos propicios:

Dibujar con dedo en la espalda; Simón dice; Luchitas y juegos bruscos en casa; Todo tipo de lanzado y cachado especialmente con pareja.

Juegos propicios:

Cualquier actividad individual en silencio – Juego libre, correr, caminatas en la naturaleza, acuarela. La mayoría del trabajo para ayudar a desarrollar un sentido de vida sano debe de llevarse acabo en casa. Ritmo and las actividades diarias, semanales, mensuales, y anuales son fundamentales. 

Juegos propicios:

Rodar, juegos gateando, salto de cuerda (todo tipo), juegos de figuras de hilos con los dedos, juegos vendados de los ojos, juegos botando pelotas, como matatenas.

Juegos propicios:

Gimnasia recreativa y cualquier actividad que haga girar el oído interno en el espacio, como puede ser, colgarse en los pasamanos, rodar por montañas, marometas, etc. 

 

 

Fuente: Movementforhildhood.com


Idiomas en el Jardin de Infancia

Regina Fletes

Muchas veces nos preguntamos si lo que les están enseñando a nuestros hijos en la escuela es suficiente, si es en verdad mejor esperar o debemos de aprovechar al máximo el tiempo que tenemos y llenarlos de conocimientos.

 

Entre estos conocimientos que queremos que nuestros hijos aprendan el segundo idioma. Nos estresa pensar que tal vez no van a aprenderlo bien porque son pocas las horas que lo llevan y que es sumamente importante dominarlo en este mundo tan globalizado y competitivo. 

 

La enseñanza del segundo idioma es una parte muy importante de la currí­cula Waldorf; y sí, como todo lo que hacemos, tiene una manera muy especial y diferente de realizarse. Rudolf Steiner revolucionó el mundo de la enseñanza, no sólo con sus teorías sobre Antroposofía y pedagogí­a, también proponiendo que se enseñaran otros idiomas a niños en edades tempranas en una Alemania donde el segundo idioma se enseñaba a partir del quinto año de primaria. 

 

Aprender nuevas lenguas nos abre la posibilidad de conocer otras culturas y de ampliar nuestros horizontes socioculturales. Nos encauza a una sana globalización, respetuosa y empática.

 

Reconociendo que el temperamento de los preescolares es predominantemente sanguíneo, resulta para ellos un gran esfuerzo concentrarse durante 45 minutos en una lección de idiomas. Ellos están en constante movimiento y sus periodos de atención son relativamente cortos. Por ello la lección de idiomas se introduce por 15 minutos en el tiempo de la ronda.

 

“En los colegios Waldorf buscamos que los niños pequeños se familiaricen con los sonidos que el nuevo idioma les ofrece, la diferente entonación, el nuevo ritmo y las formas tan diferentes de decir las cosas. Los niños captan estas diferencias y construyen una conciencia lingüística al mismo tiempo que su lengua materna se enriquece.”1

 

En la ronda los niños aprenden el segundo idioma de la misma manera que aprendieron la propia: señalando y moviéndose, repitiendo y jugando. En la clase de lengua extranjera los niños absorben el nuevo idioma a través de rimas, versos y movimientos llenos de sentido y significado. Así, los niños se concentran más en la actividad que en el sólo hecho de aprender una lengua nueva.

 

Krashen y Terrel (1983) nos dicen que el lenguaje se enseña mejor cuando se usa para transmitir mensajes, y no cuando se usa explícitamente para el aprendizaje consciente. Rudolf Steiner también nos dice que debemos entrenar la habilidad del niño para tener pequeñas conversaciones sobre lo que sucede a su alrededor". ¿Qué mejor manera de lograrlo que a través de juegos, movimiento, cantos y poesí­a?

El niño del primer septenio (0 a 7 años) está¡ muy ocupado construyéndose a sí­ mismo. Vive inmerso en el movimiento y en el ritmo de su dí­a en el Jardí­n de Infancia. Está absorbiendo un lenguaje riquí­simo proveniente de los cuentos y versos, y está formando hábitos que lo acompañarán por el resto de su vida. Y así­ también, inconscientemente, está haciendo suyos la cadencia, el sonido y la entonación de la lengua de una manera amable y natural, de la misma manera que aprendió su lengua materna. El preescolar necesita repetición, claridad y cercaní­a; el niño pequeño disfruta repitiendo, no tiene pena y se sumerge y deleita en el nuevo idioma.

 

En Inlakesh buscamos respetar, cuidar y afianzar la cultura en la que vive el niño. Cuánto más fuertes sean las destrezas en el idioma materno, más probable seá¡ que el niño transfiera exitosamente estas habilidades al idioma extranjero. Los cimientos de las habilidades linguí­sticas y aritméticas se desarrollan en un ambiente rico en actividades manuales y juego, donde el lenguaje y la comunicación se fomentan a través de la tradición oral.

 

En el Jardí­n de Infancia los niños aprenden con el ejemplo de su maestro y absorben el conocimiento de manera indirecta. El preescolar es una comunidad de hacedores y a través del trabajo los niños no sólo aprenden habilidades sociales y domésticas, también desarrollan habilidades prácticas y motoras. Ellos piensan con todo su cuerpo, aprenden con lo que hacen y experimentan, y toman el mundo con su actividad física. También la voluntad se desarrolla haciendo diversas actividades y estas traen beneficios, a largo plazo, para el aprendizaje posterior. Los preescolares aprenden para la vida de la vida misma.

 

 

______________________________________________________________________

 1cfr. http://www.hltmag.co.uk/jan06/mart04.htm#C1 Foreign Languages in Steiner Waldorf Education
 Laying the Foundation:The First Three Years of English, Christoph Jaffke
Hiroshima 

2 Cfr. http://www.google.com.mx/search?client=safari&rls=en&q=ELT,+steiner,+waldorf,+early+childhood&ie=UTF-8&oe=UTF-8&redir_esc=&ei=GwHGUPriHOef2QWi4YG4Cg

“The foundation skills in literacy and numeracy are laid through an environment rich in hands on activity and play and where language and communication are enabled through a rich oral tradition.”

3 Cfr. http://www.steinerwaldorf.org/downloads/earlyyears/EY_Foundation_Stage_Guide.pdf  Guide to the Early Years Foundation Stage in Steiner Waldorf Early Childhood Settings

“A kindergarten is a community of ‘doers’ and through ‘work’ the young child learns not only social and domestic skills, but is able to develop good motor and practical skills. Children ‘think’ with their entire physical being, learn through doing and experiencing and ‘grasp’ the world through experiential and self-motivated physical activity. Also, the will is developed through doing activities when children are young and such activity brings long-term benefits to learning later on. Young children learn for life from life.”


Que hay detras del Trabajo Manual

Irene Verduzco

La clase de manualidades es más que un simple medio de promover la destreza y la habilidad. Por medio de movimientos y ejercicios repetidos rítmicamente, mientras se está trabajando en tareas adecuadas a la edad de los niños, las manos ayudan a fortalecer la voluntad y la capacidad del pensamiento lógico. La transición entre estos dos elementos es el cultivo de la vida afectiva.

 

Las manualidades desarrollan el pensamiento lógico y las matemáticas. Por ejemplo, al estar tejiendo, el niño debe de realizar conteo (cuántos puntos tengo que hacer para hacer la cadenita); crear patrones, que tiene que ver con la capacidad de secuenciación la cual es un prerrequisito básico para la comprensión matemática. Al mismo tiempo, desarrolla las relaciones espaciales, al tener que crear y entender en su mente cómo unir, juntar o diseñar su tejido para que tome la forma que necesita realizar (espacio tridimensional). También desarrolla la geometría pues son formas geométricas las que hay que crear al tejer, desde una simple línea recta (al hacer una cadenita), hasta por ejemplo dos cuadrados y un triángulo que hay que unir para hacer una bolsita. El niño al experimentar las formas y texturas; pensar proyecciones tridimensionales, etc. VIVE literalmente no solo el proceso creador, afectivo y estético sino también, la matemática y la geometría comprendiéndola así, con todo su ser.

 

Por otro lado, el trabajo manual en el currículo Waldorf, busca desarrollar el poder creativo, al mismo tiempo que desarrolla la estética a través de la voluntad. La actividad de la voluntad prepara los fundamentos del pensamiento. La voluntad se entiende como la capacidad dentro de nosotros que, a través de nuestras acciones, nos permite interactuar con el mundo. Esta capacidad interna, nos permite realizar cualquier acción aunque requiera de mi parte esfuerzo sostenido, dedicación y paciencia

 

 

Otro aspecto fundamental que desarrolla el trabajo manual es la creación de los circuitos neuronales del cerebro, así como la conexión de los dos hemisferios cerebrales. Por ejemplo al tejer con agujas está utilizando ambos hemisferios para poder tejer. Diversos estudios en biología han descubierto que al nacer tenemos billones de caminos neuronales, los cuales tienen una correlación con nuestra habilidad para pensar. “El cerebro descubre lo que los dedos exploran” (Mitchel y Livingstone).

 

El neurólogo Frank Wilson, argumenta que las personas que utilizan las manos para realizar trabajo manual (carpintería, tejido, modelado, etc.) obtienen una manera de conocer y entender el mundo que es inaccesible para aquellos que no lo realizan. 

El tocar, explorar y manipular con las manos ayuda a crear nuevos circuitos neuronales.

 

Por su parte, Bergstrom un neurofisiólogo sueco, afirma que “si nos reusamos a desarrollar y entrenar los dedos y manos de nuestros niños, así como la capacidad creadora y constructora de los músculos de sus manos, entonces les negamos el desarrollo de la comprensión de la unidad de las cosas; mermamos sus poderes creativos y estéticos.”

 

Hoy en día se habla mucho de la falta de atención y concentración de muchos niños. En este sentido, las manualidades, desarrollan y promueven la capacidad de atención sostenida y la capacidad de concentración. La atención sostenida es la capacidad de mantener mi atención en una tarea que requiere un esfuerzo mental prolongado. La concentración es la capacidad de realizar con cuidado y dedicación cualquier tarea dada. El trabajo manual requiere de ambas habilidades para poder ser realizado.  

 

Finalmente, el trabajo manual nos ayudan a transformar los materiales naturales, en objetos útiles para la vida, esto promueve un crecimiento interno en el niño y un sentido de bien estar personal y de autonomía y capacidad.

 

De esta manera, a través de una actividad divertida, gratificadote y práctica, los niños desarrollan:

  • Su habilidad motriz fina
  • La voluntad
  • El pensamiento
  • La vida afectiva
  • La creatividad e imaginación
  • La estética
  • Habilidades matemáticas
  • El sentimiento de capacidad del niño
  • Desarrollo neuronal
  • Conectividad de los dos hemisferios cerebrales


Los Medios Electronicos

Maestra Coral Taja

Constantemente se publican informes sobre los crecientes problemas en los jardines de infancia y escuelas. Los niños se encuentran perturbados en su equilibrio psíquico, están estresados, nerviosos o agresivos, tienen dolores de cabeza, dificultad de contacto, están inhibidos en su desarrollo motor o presentan dificultades en la lectoescritura. Sin embargo, estas perturbaciones alarmantes son relacionadas muy rara vez con el hecho de mirar televisión o usar cualquier medio tecnológico. ¿Pero acaso es útil para un niño en edad escolar ver tantas horas de televisión por día y además, hacer uso de cualquier otro aparato electrónico?

Las movedizas imágenes televisivas son un peligro para no subestimar, porque ellas se anidan en la fantasía y se amplían. Les roban a los niños la posibilidad de llamar nuevamente ante nuestro ojo interno sus propias vivencias para hacerlos una imagen acabada de ellas.

Cuando escuchamos o leemos, podemos “ver” lo descrito ante nuestro ojo interno en virtud de nuestra fantasía. Nosotros ponemos lo así vivenciado en relación con nuestra propia vida y experiencia. Esto nos lo impide la imagen terminada de la televisión. Durante el programa, el fluir ininterrumpido de la imagen no  deja aparecer ningún pensamiento propio acerca de lo que sucede en la pantalla. Luego de finalizado el programa, cuando el televisor está apagado, uno naturalmente puede reflexionar acerca de lo visto, pero para un niño la situación es otra. El niño vive en el ahora, no tiene las misma condiciones propias como para volver más tarde mentalmente a sus vivencias y hacer dicha reflexión. 

En la niñez se cultiva la semilla del adulto futuro. ¿Cómo debe estar acondicionado el medio que le ofrezca al niño posibilidades óptimas de desarrollo? Ahora bien, el medio debe proporcionarle mucho amor y calidez y debe estimularlo a distintos tipos de juegos. Por el contrario, un comedor oscurecido, en el que titila el televisor es un medio extremadamente insuficiente.

Pensamos con tanto afán en enriquecer constantemente el conocimiento de nuestros hijos que, a menudo, olvidamos que en realidad lo más importante son nuestros brazos a los cuales ellos puedan acudir. En lugar de estar presentes para nuestros hijos, los remitimos a aparatos; a pesar de que sólo nosotros, los padres, somos los que podemos darles seguridad y confianza en sí mismos.

Nos esforzamos mucho en protegerlos de peligros amenazantes para el cuerpo y la vida, como por ejemplo: el frío, la alimentación, personas ajenas, etc. ¿Por qué no mostramos en realidad el mismo interés cuando se trata del desarrollo de su vida interior? Si, mientras los niños son pequeños, nos damos tiempo para construirles un mundo limitado y protegido donde puedan ser felices y puedan jugar y soñar, entonces les estamos dando la mejor oportunidad para que crezcan como personas creativas y ansiosas de saber, que tengan el coraje y la fuerza de dirigir el progreso técnico con el corazón y las manos.

En nuestro tiempo, ser madre o padre no siempre es fácil. Cuántas veces pensamos que lo poco que está en nuestro poder estimular a los niños, no alcanza y creemos que no podemos competir con la televisión, con nuestros modestos juegos o nuestra canción que suena un poco mal y con voz ronca, como para que mi hijo la escuche. Todo lo que ustedes hagan junto a sus hijos, por más modesto y simple que sea, es un valioso regalo para el niño. ¡Un rato de charla con papá o mamá supera cualquier programa de televisión o juego de video!


Preparando la Navidad en el Salon de Segundo

Gabriela Rodri­guez

"El cielo viene sobre la Tierra, Dios viene a habitar el corazón de los hombres ¡Prestad atención! ¡Abridle la puerta!" (1)

Así describen Soline y Pierre Lienhard (2) el canto del primero de los cuatro Ángeles que anuncian que ya viene el Salvador y preparan la senda en el corazón de los hombres para recibirlo.

 

Los Ángeles que anuncian la venida del Redentor, según los Lienhard, descienden uno a uno vistiendo capas de distintos colores, primero azul, luego rojo, después blanco y finalmente amarillo.

 

"El Ángel visita toda la Tierra, mira en el corazón de todos los hombres para ver si encuentra en su corazón un poco de amor verdaderamente puro"(3)

Cada vez que en el salón se enciende una de las cuatro velas de la corona de Adviento, la historia del Ángel correspondiente acompaña la narración. Esto depende de cada maestro, pero los niños reciben muy bien el cuento aunque lo hayan escuchado el año anterior, pues ellos están preparando la venida en su interior.

 

Durante los 23 dí­as que preceden la Navidad, las historias de Adviento acompañan a la Virgen María, a los pastores, a los animales y a distintos seres humanos que buscan el bien y la verdad.

 

Los niños esperan ansiosamente el calendario de Adviento que puede ser elaborado desde formas muy sencillas como un listón o un estambre con cascabeles colgando, uno por cada día -del 1ro al 24 de diciembre-, hasta un elaborado dibujo con cada detalle del Nacimiento y una ventanita que se abre para relatar una historia relacionada con el dibujo o con la época.

 

El Adviento es un momento ideal para abrir nuestro corazón al Amor y compartir. En la escuela aprovechamos la elaboración de velas, galletas y estrellas para hacer brillar este momento. Los niños hacen galletas sin importar a qué boca vayan a dar; estrellas de papel que adornan el salón de todos y velas que podrán encender en casa acompañados de sus amigos y familiares. 

En nuestro pía­s, afortunado en riquezas tanto naturales como culturales, la flor de Nochebuena acompaña los salones y la piñata cierra la celebración de la posada. Los niños participan tanto en la planeación como en la elaboración de la piñata con entusiasmo.

 

El dibujo del pizarrón habla de la época: la espera, la preparación de la venida del Señor.

 

Y, por supuesto, la parte rítmica es acompañada de villancicos que también asisten las distintas actividades.

 

"El último domingo antes de Navidad, es un gran Ángel el que aparece en el cielo, llevando en sus manos una gran lira. Pero para poder escucharlo hay que tener un corazón silencioso y atento."(4)

 

Es innegable que el mundo en que vivimos, vive esta época de recogimiento hacia afuera, cuando toda la naturaleza grita que es momento de ir hacia adentro, a nuestro interior; por ello en la escuela los maestros revisan y deciden cuáles serán las actividades que se harán con los niños y así conservar esa semilla que debe permanecer en la tierra preparándose, esperando.

 

"Entonces todas las semillas que duermen en la Tierra se despiertan y la misma Tierra escucha y se estremece: el canto de los Ángeles le dice que Dios no la olvida y que algún dí­a ha de ser de nuevo un Paraí­so." (5)

 

Notas 1- 5; Cuentos de Adviento y Navidad. Escuela Libre Micael. España, 1987;  págs. 19-22

 

Gabriela Rodrí­guez

Maestra de Quinto de Primaria, Colegio Inlakesh

 

 

Notas 1- 5; Cuentos de Adviento y Navidad. Escuela Libre Micael. España, 1987;  págs. 19-22


Efectos del Futbol en el Desarrollo del Niño

Irene Verduzco


En México, el fútbol es considerado el deporte más popular, y es por excelencia motivo de emoción y pasión. Por otro lado, también favorece la integración social a cualquier edad ya sea jugándolo o como rompehielos e iniciador de cualquier conversación. 

 

Para jugarse sólo se necesita un balón, por lo que es un deporte que se juega en cualquier lugar y que no distingue clase social alguna. Es además un deporte fuertemente arraigado en nuestra cultura. Sin embargo, es importante tener en cuenta las siguientes consideraciones. 

 

Así como otros deportes, el fútbol, es un deporte que se juega en equipo y que tiene una serie de reglas necesarias y educativamente significativas. Sin embargo, estas reglas se han establecido de manera convencional a lo largo de la historia y no debido a un fundamento educativo. En su rigidez éstas corresponden a la constitución del alma adulta.

 

  Para los niños, las reglas sólo son educativamente significativas si ellos pueden experimentarlas y aceptarlas desde su interior.  De primero a tercero de primaria, el juego con reglas resulta de una historia que cuenta la maestra, mientras que de cuarto año a sexto  año de primaria, las reglas las establece la maestra y éstas se van refinando. De esta manera, los niños van experimentando el origen de las reglas.

 

A partir de séptimo año, los niños atesoran en su experiencia de dónde vienen las reglas y cómo hay que vivir con ellas. Entonces, la maestra puede introducir reglas más complicadas. Educativamente es más significativo si uno comienza estableciendo reglas básicas que poco a poco se van haciendo más refinadas y que responden al nivel de comprensión de los alumnos; así también se va atendiendo al pensamiento causal que empieza en esta etapa.

 

Kischnick (Kummer, 2002) distingue tres tipos de juegos de pelota.  El primer grupo engloba al futból, el hockey y el rugby. En el segundo grupo se encuentran el tenis y el volibol; en donde la pelota es intercambiada entre los jugadores individuales dentro de un mismo equipo y también entre los dos equipos (existe un elemento de mediación). En el tercer grupo se encuentran el softball y el baseball, en los cuales uno juego en equipo pero cada individuo tiene que lograr un determinado propósito comparable con un examen.

 

En el caso del primer grupo (futból, hockey y rugby), el objetivo es meter gol en la portería del oponente, entonces el alma adquiere una tonalidad de la cual pocas veces se tiene conciencia. El fútbol no tendría sentido sin el oponente y sin el objetivo de hacer goles y querer ganar. En este juego es muy importante mantener la pelota en el equipo y bajo control, de manera que hay que burlar al oponente. El jugador juega dentro de una relación hostil y regulada hacia el equipo contrincante.  Esto requiere habilidad para reaccionar y tomar perspectiva y también requiere de un gran entusiasmo para competir. Esto promueve el desarrollo del “egoísmo de grupo” que sólo después de la pubertad se puede promover sin causar consecuencias sociales negativas para el desarrollo del niño.

 

Las tendencias agresivas y egoístas son, idealmente, desconocidas en la niñez a pesar de que muchos niños hoy en día muestran agresión en su comportamiento. El egoísmo y/o la agresión en la niñez son consecuencia por un lado de que al alma del niño le falta protección, lo que le ocasiona ser muy sensible y susceptible. Por otro lado, es causado por el ejemplo de gente joven violenta y programas de televisión. 

 

Von Heydebrand (Kummer, 2002), en su versión corta del curriculum, refiere a la actitud filantrópica (no egoísta) del alma del niño. Por ello, antes de la pubertad es preferible que los niños jueguen uno CON otro y no uno EN CONTRA de otro.  Los niños en los primeros años siempre miden su destreza, habilidad y capacidad al compararse con sus compañeros de una manera amigable. Educativamente es más sano y tiene un efecto distinto si los niños hacen esto entre ellos de manera espontánea que si lo hacen en relación a un conjunto de reglas y principios establecidos a través de un juego. Esto se debo a que éstos principios y reglas pueden convertirse en una actitud en la vida si son introducidas antes de tiempo.  Si el niño juega futból antes de la pubertad, adquirirá unos falsos valores que pueden llevar a un deseo de alcanzar egoístamente sus metas.

 

Otro aspecto a tener presente es que el fútbol es un juego en el que no se permite el uso de los brazos y las manos, lo cual es algo necesario y habitual para jugar y trabajar. Educativamente hablando esto es cuestionable pues la exclusión de las manos significa una falta de reto y nos ubica en una situación más parcial o unilateral . Usar las manos al jugar, promueve la habilidad de la mano con sus capacidades humanas únicas. Uno puede jugar de manera más vigorosa en al espacio con las manos, jugar con los pies nos pone en un nivel más horizontal. 

 

Debido a que el futbol se juega exclusivamente con los pies y las piernas, tiende a fomentar movimientos agresivos y ofensivos.  Así mismo, el énfasis en el uso de los pies puede tener un efecto negativo en los niños que tienen dificultad para dirigir su movimiento.  Igualmente incrementa la tendencia de estos niños para dominar a otros con mayores habilidades y destrezas a través de la intimidación utilizando la fuerza. Los niños que están naturalmente dotados de una tendencia hacia movimientos más armónicos están en menor riesgo.  

 

Por otro lado, el fútbol puede ser benéfico para aquellos niños que son muy intelectualmente dirigidos, aprendiendo a usar su energía a través del movimiento de los pies. 

 

Al excluir el impulso natural de jugar con las manos, el fútbol prueba que es un deporte para los jóvenes de entre catorce y vente y un años, pues es necesario acomodar el cuerpo de una determinada manera, para lo cual hay que atener la voluntad a unas limitaciones particulares, como por ejemplo, no tocar el balón con las manos. Como el uso de las manos está prohibido, uno debe hacer un esfuerzo para lograr habilidad del movimiento. 

 

Por esta razón, los niños sólo deben jugar futból cuando han dominado formas de movimiento armónico. Esto ocurre alrededor de los doce años, cuando un cierto nivel de madurez se ha adquirido en las funciones de respiración y circulación. Al mismo tiempo, los movimientos del cuerpo se vuelven más fuertemente determinados por la mecánica del esqueleto. Es entonces cuando los músculos están listos para ser entrenados.

 

Por estas razones es importante introducir a nuestros hijos al fútbol sin correr prisa y cuando estén listos para gozar y aprovechar los beneficios sociales, físicos y de desarrollo que el fútbol nos ofrece. Así como para disfrutar de la emoción y la pasión que este deporte despierta, por lo menos en nuestro país.  

 


Significado de la Celebracion de San Martin

.

EL SIGNIFICADO DE LA CELEBRACIÓN DE SAN MARTÍN EN EL MUNDO

En algunos países se considera que el día de la fiesta de San Martín es el primer día del invierno. Se cree que San Martin llega de visita en su corcel blanco cuando menos se le espera, haciendo alusión a la nieve que comienza a caer. Es por eso  que algunos niños hornean pasteles o galletas de almendra en forma de herradura para su corcel. También se cree que según el clima del 11 de Noviembre se puede predecir el estado climatológico para el resto del invierno. 

La fiesta de San Martin también coincide con diversas actividades en el mundo como son: la cosecha, la recolección de la uva en Francia, la prueba del vino nuevo, el final de las preparaciones para el invierno y la matanza de los animales grandes. Esta fiesta es una celebración a la abundancia de la tierra.

La celebración de San Martín alrededor del mundo tiene lugar al anochecer. Se encienden fogatas y los niños caminan por las calles con sus linternas cantando canciones. En algunos países, como en Alemania las celebraciones empiezan en el minuto once, de la hora once, del día once del mes once.

Los alimentos de esta época son: las castañas, las nueces, los aguacates, la guayaba, el tamarindo, las mandarinas, la naranja,  las granadas, y las manzanas. En muchos lugares como Suecia y Dinamarca se come ganso, que fue el animal que delató a San Martín cuando se escondía para que no lo nombraran Obispo; en otros se come pudin en diferentes presentaciones y  avena. Se cocinan platillos hechos con las víceras y partes de los animales en forma de sopa negra (svartsoppa) y otros tipos de caldos y consomés, en Escocia se come  haggis y en Estonia  viljandikama .

San Martín de Tours, también conocido como San Martín Caballero,  es patrón de los vinicultores, de los cuidadores de las tabernas y patrón de los mendigos (por eso en Estonia los niños piden galletas y manzanas de puerta en puerta). También es patrono de los soldados, comerciantes, tejedores y fabricantes textiles. Patrono de Francia, de Hungría y de las ciudades de Utrecht en Holanda y Buenos Aires, Argentina, entre muchas otras. En México, es patrono de Acayucan, San Martín Texmelucan y Tixtla de Guerrero.

 

LA LEYENDA DE SAN MARTÍN DE TOURS

Nació en Hungría hace casi 1700 años, y creció en Pavía, Italia. Por orden de su padre entró a los 15 años en la guardia imperial romana  donde sirvió a caballo, por eso el apodo de “Caballero”.

“A los 21 años, un frío día de invierno entró con su tropa romana a la ciudad de Amiens, Francia, y Martín encontró cerca de la puerta de la ciudad a un mendigo que tenía mucho frío. Tomó su capa y con la espada la cortó para entregarle al mendigo la mitad, pues la otra mitad era del ejército romano. En la noche siguiente, Cristo se le aparece vestido con la media capa para agradecerle su gesto, diciéndole: "Hoy me cubriste con tu manto".

Martín decide entonces dejar el ejército romano y servir a Dios. Así, un día que el César Juliano pasaba frente a las legiones dándole a cada soldado un incentivo económico, Martín aprovechó la oportunidad para decirle que ya no quería seguir en el ejército. Juliano no permitía la deserción ni la disensión pero Martín era apreciado por los soldados y en vez de ejecutarlo prefirió desacreditarlo diciéndole con voz potente que seguro lo movía el miedo de enfrentarse al enemigo. Seguro de su decisión,  San Martín pidió colocarse en primera línea, sin armas, sin escudo y sin casco para internarse en las filas enemigas para  probar su valor y fidelidad y demostrarle que lo que ya no quería era derramar la sangre de otros hombres. Increíblemente, por la mañana los bárbaros pidieron la paz y se rindieron. Juliano no tuvo más remedio que permitirle a Martín dejar la vida militar.

Inmediatamente después, Martín se bautiza y se une a los discípulos de San Hilario en la ciudad de Poitiers, después se retiró a una pequeña isla cerca de Génova para llevar una vida de silencio, oración, estudio de las Sagradas Escrituras, meditación y austeridad, como ermitaño. Pero San Hilario le pidió que regresara a Poitiers donde fundó el primer monasterio de Francia.

Un día fue invitado a Tours para que visitara a un enfermo grave, pero en realidad el pueblo quería elegirlo obispo. Él no quería ese nombramiento así que se escapó y se escondió, los habitantes del pueblo lo buscaron con faroles en mano y lo encontraron gracias a los graznidos de un ganso. Así, en el año 370 fue consagrado obispo de Tours.

San Sulpicio, su biógrafo y discípulo, decía que la gente se admiraba al ver a San Martín siempre de buen genio, alegre y amable con todos. Se ganó el cariño de todo su pueblo, su caridad era inagotable con los necesitados y se ganó la enemistad de altos funcionarios porque no permitía la tortura. 

San Martín de Tours falleció en Candes, Francia, en el año 397, a los 81 años.

 

BIBLIOGRAFÍA

http://www.adorasi.com/temas/san-martin-caballero.php

http://saintsandspinners.blogspot.com/2007/11/st-martin-and-lantern-walk.html


El Arte de Vestir

Silvia Rodriguez

Vivimos en una era tecnológica donde la industria suple el trabajo que las manos hacían. El ser humano se ve obligado a servir a las máquinas, muchas veces no conocemos su funcionamiento o qué fuerza las impulsa y el resultado es una vida anímica vacía y débil. Este tipo producción penetra también las artes, existe poca o nula conexión entre el sentir del alma humana y lo que hoy creamos.

El vestir se puede convertir en una arte para practicar todos los días, cómo nos presentamos al mundo muestra nuestra individualidad, ¿qué colores elegimos?, ¿qué materiales?, ¿es un impulso que viene de nuestro interior o algo impuesto por el exterior?, vale la pena reflexionar al respecto. 

El vestir es una forma de explorar el sentido estético, arte que trata la armonía, el orden y la belleza. El mejor ejemplo lo encontramos en la naturaleza, una flor o un atardecer tienen una estética perfecta, sus colores y formas son bellos y armónicos entre si, al contemplarlos recibimos una sensación de satisfacción. 

En la pedagogía Waldorf, los alumnos en la clase de artes manuales tienen la oportunidad de expresar con sus manos lo que siente su alma, conocen el origen de los materiales y de las herramientas que utilizan. Experimentan la forma de trasquilar borregos, lavar, cardar e hilar su lana para crear objetos y accesorios útiles para la vida. A partir de tercer grado de primaria realizan gorros, guantes, calcetines y diferentes prendas de vestir buscando siempre armonía y belleza. En los grados más altos aprenden a crear su propia ropa, es alrededor de los 13 años que los alumnos hacen una reflexión consciente del vestir. Antes de esa edad como padres y maestros podemos acompañarlos en la formación estética del vestir con nuestro ejemplo y nuestra intención. 

Nuestra era además de ser tecnológica y materialista es también la era de la CONCIENCIA y así como vemos el despertar del hombre en muchas áreas de la vida, como la medicina, la alimentación y el ejercicio, también lo observamos en el vestido. La invitación es para detenernos y admirar nuestros tejidos, nuestros colores, nuestros telares, la dedicación de las manos mexicanas para crear belleza. Cuando portamos un sombrero, un cinturón, una camisa, un suéter… hecho a mano, con fibras naturales y sabemos el trabajo que tiene detrás, el cuidado y acercamiento al vestir es más profundo y nuestro sentir es agradable.

¿Cómo nos queremos vestir? Según los dictados del exterior o acorde a nuestro sentir interior y en equilibrio con el mundo que nos rodea.


Festival de San Miguel

FESTIVALES ANUALES EN LA PEDAGOGÍA WALDORF:

CELEBRACION DE SAN MIGUEL

 

Los festivales anuales nos acercan a los ritmos de la Tierra, nos envuelven y nos hacen concientes sobre los cambios de estación y nos alimentan física, anímica y espiritualmente. Al celebrarlos honramos las estaciones y lo que sucede a nuestro alrededor: en el viento, en la tierra, en el agua, en los animales, en las plantas, en nosotros mismos.

 

Los niños en las escuelas Waldorf participan en la preparación de las celebraciones y los festivales del año. Con el tiempo y la repetición estas actividades les dan certidumbre y un sentido de estabilidad, que se transforman en seguridad en sí mismos y en su entorno.

 

En las escuelas Waldorf se celebran cuatro festividades. El Festival de Micael para marcar el inicio del otoño y el Festival de los Faroles con la narración de San Martín para el otoño tardío. Durante el Invierno se celebra la Natividad y al Arcángel San Gabriel. En primavera celebramos a Rafael y cómo símbolos se usan los huevos de Pascua que simbolizan la vida y la liebre que representa la fertilidad. En el verano conmemoramos a San Juan con la Ceremonia del Fuego y al Arcángel Uriel como regente de esta estación.

 

ÉPOCA DE SAN MIGUEL

 

Desde el siglo IX Septiembre 29 es la fecha en la que se conmemora a San Miguel Arcángel. Micael es reconocido por las tradiciones cristiana, islámica y judaica; y celebrado en distintas partes del mundo.

 

San Miguel Arcángel  es el santo patrono de los mares y las costas, de barcos y marineros,  de caballos y jinetes. Es conocido por conquistar los poderes de la oscuridad y por ser quien sacó a Lucifer  del cielo. Según algunas leyendas es Micael quien manda hierro meteórico en forma de lluvia de estrellas durante el otoño para infundir en la humanidad el poder de reconocer la realidad de lo espiritual y que gradualmente obre de manera efectiva en las personas. El hierro nos da la fuerza para enfrentarnos a las dos fuerzas que actúan sobre el ser humano:  las fuerzas arimánicas  (fuerzas que pretenden «apegar al hombre a la tierra» lo máximo posible, atarlo a su condición corporal física, de modo que su visión del mundo sea únicamente técnico-material) y las lucifericas (fuerzas extático-deleitosas y mundano-efímeras, hacen que el ser humano se realice en el plano de lo espiritual de modo licencioso). El ser humano debe procurar nivelar estas dos fuerzas y por eso son relevantes las figuras del Arcángel Micael, la balanza, de San Jorge, la espada y el Dragón.

 

La celebración se da justo después del equinoccio de verano, cuando el día y la noche duran lo mismo. En las escuelas Waldorf se conmemora esta fecha con el festival de Micael, celebrándolo hacia finales de septiembre y marcando así el comienzo del otoño. Es importante conectarnos con el espíritu de la celebración por lo menos dos semanas antes, a través de las historias, los cuentos y los elementos del salón.

 

El otoño es la época de la cosecha y la abundancia. Los días comienzan a acortarse y día con día la oscuridad llega cada vez más temprano. Muchos de  los festivales de esta época del año están relacionados con la “luz” y todos ellos son recordatorios de que debemos encontrar esa fuerza y luz interior que nos guiará durante la oscuridad del invierno.

El otoño es una época de transición entre el calor del verano y el frío del invierno. Poco a poco pareciera que todo a nuestro alrededor decae pero en realidad se recoge, todo regresa a la tierra para que en invierno trabajen para emerger con sus colores durante la primavera. Durante el otoño las semillas que se sembraron en primavera y que crecieron durante el verano son cosechadas y así recibimos la promesa de la nueva vida en primavera.

 

Para las actividades del festival de Micael los maestros comienzan a preparar el ambiente tres o cuatro semanas antes.

En el jardín de niños se hacen rondas y narraciones especiales,  la mesa de estación cambia y se le van agregando elementos que simbolizan la festividad: granos, dragón, espada, balanza, princesa. Un día antes de la festividad se prepara pan de dragón y al día siguiente se le cortan las cabezas mencionando aspectos negativos que queremos eliminar. También se presenta un cuento con marionetas. La balanza también es un elemento de San Miguel Arcángel, en el salón puede ponerse una o dos semanas antes de la celebración, la balanza lleva una piedra negra y poco a poco se irá equilibrando con las piedritas de colores que se les dan a los niños después de un gran esfuerzo o de alguna buena acción.

 

Los niños de primaria también participan en esta celebración, pero debido a que se encuentran en un septenio diferente las actividades  y juegos se preparan de tal manera que llenen sus necesidades físicas, anímicas y espirituales. En la primaria también hay cuentos y juegos que emulan la historia de San Jorge y el Dragón, se preparan actividades en el bosque y donde se enfrentan a diferentes “pruebas de valor” en las que vencen sus propios miedos y ayudan a sus demás compañeros. Otra actividad puede ser   tener una balanza que se equilibra dándoles piedritas a los niños cada vez que superan una prueba. Algunas maestras deciden elaborar  estrellas de papel que representan el hierro en forma de lluvia de estrellas, hierro que Micael lanza a la tierra para forjar la espada que dominará al dragón.

 

La celebración de Micael nos invita a reflexionar sobre nuestras propias limitaciones, miedos. Nos invita a encontrar  la luz  y fuerza que tenemos dentro y nos da el valor para hacer las cosas y así encontrar un equilibrio en nuestra vida a pesar de las dificultades.

 

BIBLIOGRAFÍA

·       Artículo “¿Por qué celebramos la época de Micael? Al alba, Año 3, número 1- Octubre 2009

·       http://shepherdvalley.org/shepherd-valley-autumn-festivals.html

·       Carey, D & Large, J; “Festivals, family and food. Guide to seasonal celebration”, Hawthorn Press, 2007.

·       http://www.metirta.com/08-los-angeles-en-la-antroposofia.php

·       http://www.revistabiosofia.com/index.php?option=com_content&task=view&id=297&Itemid=55